Categoría: Articulos

EVANGELINA ELIZONDO UNA MUJER DE LUCHA ESCÉNICA

Texto por Julieta Orduña

Foto. http://www.evangelinaelizondo.com/

 

 

el_reto

Obra El reto.

Actriz referente de la época de oro del cine mexicano y conocida por su destacada participación en el doblaje de la voz de La cenicienta, en la película de Walt Disney. Evangelina Elizondo (1929-2017) con más de 60 años de trayectoria se nos adelantó y murió el pasado 2 de octubre, a los 88 años de edad. Fue una artista muy completa, ya que además de ser actriz incursionó como cantante, activista y artista plástica. Fue egresada de la carrera de Ciencias de la Religión de la Universidad Lasalle y a los 21 años inició en el mundo artístico realizando un doblaje de una cinta que se convirtió en un clásico infantil. Inició su carrera artística realizando temporadas de teatro de revista en el Arbeu. Tuvo algunas participaciones con grandes artistas cantando con la gran figura Plácido Domingo en La viuda alegre y compartió escenario con Silvia Pinal en Mame.

Fueron más de 77 películas que filmó en México, Estados Unidos, Cuba, Nicaragua, España y Argentina, y algunos de sus compañeros fueron personajes como: Anthony Quinn, Keanu Reeves, Pedro Armendaris, María Félix y Tin Tan.

La famosa Mamalena, que caracterizó en la telenovela Mirada de mujer fue un hit en su carrera en la pantalla chica; asimismo, tuvo otras participaciones en ese género con Amores cruzados y Pasión morena, siendo también reconocida en anuncios publicitarios, uno de ellos de una tienda de electrodomésticos.

Elizondo fue la primera mujer en dirigir una orquesta por más de 12 años y por su afición a la música grabó como cantante diversos LP y CDs con algunos temas de su inspiración. Mujer inquieta y con gran talento para las artes y en la plástica también se destacó. Fundó un taller de pintura y presentó 64 exposiciones colectivas y 15 individuales en espacios como el Centro Cultural Borges en Buenos Aires y el Salón de la Plástica Mexicana, por mencionar algunos. Asimismo, incursionó como escritora, autora del libro Pensamiento abierto y se publicaron varios de sus artículos.

De los últimos homenajes que tuvo esta gran artista fue en el 2016 en el Festival Internacional de Cine, donde anunció su retiro de la actuación.

Evangelina Elizondo será siempre recordada por su lucha a favor de los derechos de los artistas y por su profesionalismo en las artes. ¡Descanse en paz!

Teatrología

  1. Juguemos al amor, de Salacrou
  2. Los de abajo, de Mariano Azuela y El lecho nupcial, de Hartog
  3. Mame, de Lawrence y Herman (con Sylvia Pinal)
  4. Los novios, de Wilson (con Julissa)
  5. Yo y mi chica, de Rose y Futber (cCon Julio Alemán)

Las aventuras del tren azul

Las locas abuelas

La viuda alegre, de Franz Lehar (con Plácido Domingo)

¿Dónde está el tenor? (con Mauricio Herrera)

La Pastorela “El Reto”

7 Mujeres

30 segundos de amor

 

Fuentes consultada:

https://es.wikipedia.org/wiki/Evangelina_Elizondo

http://www.teatron.mx/

http://www.evangelinaelizondo.com

JUNTOS PERO NO REVUELTOS II (FESTIVALES DE TEATRO)

JUNTOS PERO NO REVUELTOS II (FESTIVALES DE TEATRO)

Texto y fotos por Julieta Orduña

 

hubieras

Hubieras hecho caso.

Esta entrega estará enfocada al Cuarto Encuentro de Teatro Popular Latinoamericano conocido como Entepola. Sin duda, este festival que empezó como iniciativa de un grupo de profesionistas del teatro al haber tenido participaciones en Entepolas de otros países, tuvo respuesta al plantearle la iniciativa al Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura (IMAC), con el fin de que se repitiera ese fenómeno teatral en este estado. Ha sido todo un reto y éxito el lograr su permanencia durante cuatro años y, con ello, que el público y los grupos que han presenciado las obras y participado en los montajes, respectivamente, lo contemplan como un gran festival.

En esta ocasión participaron 29 compañías teatrales, seis fueron internacionales (Ecuador, Argentina, Chile, Guatemala, Perú y Cuba), nueve nacionales (Ciudad de México, Estado de México, Zacatecas, San Miguel de Allende, Guadalajara, Cuernavaca, Xalapa, Oaxaca y Aguascalientes) de los 14 grupos locales fueron: Ajedrez, El Kiosco, Los Tomatones, Mayeos Producciones, Tlachia, Trashumantes Danza, Arte Urgente, Memoria de Especie, Tranvía, Antes de que nos olviden, Platicantes Teatro, Lotería Teatro, La última fila y ERE Producciones).

Interesante esta propuesta de Entepola, porque a diferencia de otros festivales van más allá de una sala o de un espacio alternativo, “si la gente no va al teatro, el teatro va hacia ellos”, mencionan algunos organizadores, y sí, es lo que se necesita, que el teatro esté presente, se mueva, según las necesidades de las colonias, barrios, localidades, etcétera. Pero eso sí, llevar teatro constructivo, con mensaje, y que además de divertir les dejé una enseñanza y, si se puede, se enamoren de este arte, al grado de esperarlo el próximo año.

kaplum

En esta edición, la itinerancia estuvo en espacios como: en escuelas (Conalep, primarias, Normal rural), orfanatorios (Casa hogar), parques (Hidalgo), Centros de Readaptación Social (Cerezo femenil y varonil). Y algunas obras se presentaron en foros (AL Trote, Escuela Fernando Wagner), Universidades (Universidad de las Artes, Artes Escénicas de la UAA) y en el Museo de la muerte.

 

Kaplum.

Por espacio escénicos y no convencionales, no nos podemos quejar, pero, ¿de público? tampoco quejarse, ya que por si fuera poca la cartelera, también se programaron algunas obras para el Teatro Morelos (tres por día) y con teatro lleno en la mayoría de ellas, en donde se veían espectadores que venían de barrios y colonias alejadas, o club de hombres y mujeres de la tercera edad, así como infantes y adolescentes de escuelas. Fue una alegría ver el Teatro Morelos lleno (me imagino que las funciones itinerantes estuvieron así), con público deseoso de ver teatro que, en ocasiones, no habían tenido oportunidad de experimentar en su lugar de origen.

Un festival integral con una cartelera muy vasta, desde la comedia del arte; cuenta cuentos; comedias; farsas dirigidas a pequeños y grandes, eso sí, con historias que cautivaron, siendo varias las aclamadas como: Romelo y Julita, Los niños caballero, Un tonto en una caja, que venían de fuera, sin dejar atrás lo local: Harvey, galleta de chocolate; ¿Hubieras hecho caso?, Los sueños de Paco, entre otras.

Al decir integral me refiero no solo a la programación de obras sino a las mesas de reflexión, donde los maestros compartieron sus enseñanzas y experiencias en la organización de los festivales y pastorelas; aunado a talleres dirigidos a los participantes y público en general cuya temática fue la dramaturgia y la gestión de producción. Asimismo, dos exposiciones de autores de Aguascalientes: Sandra Rosales (actriz y directora teatral), con La niña que mira la ventana (exposición interactiva) y la Muestra fotográfica de Zenaido Muñoz, promotor cultural.

los niños

Los niños Caballero.

Del 24 de agosto al 1 de septiembre, Entepola se manifestó en varios lugares de Aguascalientes y esparció esa semillita de teatro que hacía falta en varios lugares, quizá el año que entra ya se dé un fruto y se podrá consumir ese alimento sagrado para el alma que es el arte.

¡Felicidades a los organizadores tanto de este festival, como al de las Muestras o Encuentros, porque son un equipo de personas que Aman el Teatro y que, sin duda, lograrán captar más espectadores para el 2018. Enhorabuena y qué Viva el Teatro!

JUNTOS PERO NO REVUELTOS I (FESTIVALES DE TEATRO)

Texto y fotos por Julieta Orduña Guzmán

 

DEVOLUCION_1

Este mes de agosto, que yo titularía, Mes del teatro, se sumaron dos festivales que nos mostraron diversas propuestas escénicas locales, y algunas nacionales e internacionales. Sin duda, los que vivimos en aquel tiempo en que se programaba varias muestras o encuentros de artes escénicas, volver a vivirlos en esta época, aunque con diferentes protagonistas, ha sido una dicha y un banquete teatral (por así decirlo).

Este año, en su tercera edición inició la Muestra Estatal de Teatro (MET), con algunos cambios sugeridos en la edición anterior, como incluir mesas redondas y talleres, lo cual dio un panorama más didáctico y no tan contemplativo como lo es solo ir a ver determinada obra. Lo que me parece que faltó fue un conversatorio al final de cada puesta, de unos 15 ó 20 minutos, para aquellos que deseen tener una retroalimentación con los creativos, lo cual –además- serviría a cada compañía para tener más idea de lo que el público entendió y presenció del trabajo escénico.

Ocho obras de manufactura local, varias de ellas con ciertas funciones ya contabilizadas en años anteriores. Algunas con determinadas características, como el cupo limitado a máximo 60 personas, que dio como consecuencia que el púbico se quedara sin boleto y enfadado por tal circunstancia; a mi parecer, esto se podría solucionar si se programaran dos o tres funciones de esa obra, ya sea el mismo día u otros, y así se lograría uno de los propósitos de las muestras: que el público vea los productos escénicos que se hacen en el estado.

Las obras elegidas en esta Muestra Estatal de Teatro fueron: Un grito que lo arrase todo (Pregoneros Teatro), La chirimía (Sueño Azul Teatro), Soy de barrio (Platicantes Teatro), Por atrás (Arte Escénico El Ombligo), Don Tierrote y su Sancho Luna (Linterna Teatro), La cena (El tambor), D-Evolución (Lúdica Teatro) y Estudio de una depresión: la propia y la de los más cercanos (Última Fila Teatro). Varias de estas compañías han sido constantes participando en las muestras, como Pregoneros, Sueño Azul y Lúdica Teatro, y en otras aparecen jóvenes inquietos y con ideas novedosas como El tambor y Platicantes Teatro.

Fueron dos obras invitadas, una perteneciente al arte dramático yucateco, la compañía Saás Tun con la obra Mestiza power, dirigida por Conchi León quien, por cierto, también estuvo en una mesa redonda en la que habló de La teatralidad en provincia. El otro montaje estuvo al cargo de la compañía Kraken Teatro, Herodes hoy. Obra para cuatro actores y cuatro cuchillos, dirección y dramaturgia de Richard Viqueira. Ambas puestas en escena estuvieron en el Teatro Morelos y fueron el plato fuerte de este banquete. Además, tener a estos personajes de la escena nacional en nuestro estado y presenciar su profesionalismo y nuevas teatralidades fue una cátedra para los futuros profesionistas de este arte.

DSCF5288

Talleres por demás interesantes y dirigidos a varias disciplinas como el Teatro físico con Eleno Guzmán, dirigido también a coreógrafos, o acerca de la Técnica Llinklater con la maestra Tania González, o bien componer una escena a través de la plástica con Luis Manuel Aguilar “Mosco”, y si se complementa con las mesas acerca de diversos temas como las teatralidades en provincia y en Aguascalientes, el estudiante, profesor o aquel interesado en saber más de teatro tendrá varias herramientas para su ejercicio profesional.

Las muestras nos llevan a conocer algo de lo que se está realizando en el estado y en el país, es un intercambio de experiencias y grata convivencia entre grupos; sin embargo, cuando hay una competencia de por medio viene entonces el disgusto o contrariedad de los grupos, cuando no están de acuerdo con las reglas de calificación de los jueces designados, que en este caso fueron: Ignacio Velasco (actor, bailarín y director de escena), Gilberto Guerrero (actor, director y dramaturgo) y Mauricio Pimentel (director y pedagogo), quienes eligieron a la compañía ganadora de este encuentro: compañía Última fila teatro con la obra: Estudio de una depresión: la propia y la de los más cercanos. El maestro Guerrero dio el dictamen: “Elegimos a la puesta en escena que representará al estado, porque construye una poética con valores sencillos que resultan en metáforas poderosas; los elementos de la puesta en escena se integran de manera efectiva, además de que es un trabajo de gran precisión técnica y de igual desempeño corporal y actoral”[i]. Comentar que esta obra tuvo en el 2016 varias funciones y la respuesta del público fue favorable. La Última Fila Teatro representará a Aguascalientes en la Muestra Regional de Teatro a celebrarse en la Universidad Michoacana de San Nicolás, en Morelia, Michoacán, y en caso de que por algún impedimento no pueda ir se designó al grupo El Tambor como agrupación suplente. Se competirá con Jalisco, Colima, Guanajuato, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí, Zacatecas y el estado anfitrión.

En esta edición no fue numerosa la participación de los grupos locales, quizá apatía, o tal vez no se tuvieron los requisitos solicitados en la convocatoria o no se está de acuerdo en que se dé una competencia entre grupos. Las muestras –considero- no son para mostrar los egos sino para compartir la creatividad y enseñanza de cada compañía a sus colegas y al público que, por cierto, falta que se involucre más y que no sea solo el espectador sino sea parte de “la comunidad teatral”. Hacer más difusión por parte de todos los grupos, gestores culturales y medios de comunicación, y que agosto se convierta en una verdadera fiesta. El Teatro se lo merece y el público también.

En la próxima entrega continuaré con el Festival Entepola, Aguascalientes 2017.

[i] Boletín prensa ICA, agosto 2017.

LUIS GIMENO (GRAN HISTRIÓN DEL TEATRO EN MÉXICO)

Por Julieta Orduña

En la historia del teatro hay una infinidad de personajes que han dado no solo su talento sino toda su vida al arte llamado teatro. Es tanta su pasión que, sin dudarlo, su creatividad sale a flote y sigue hasta el final de sus vidas. Este fue el caso de Luis Gimeno, actor, director e iluminador, quien falleció el 24 de julio de este año.

Gimeno nace en 1927 durante una gira artística que realizaban sus padres y lo registran en la embajada mexicana. El actor estudia en el Conservatorio de Barcelona y poco después es Director de la Cía. Lírica Española, haciendo su debut con Luisa Fernanda en 1947. Ya en México da a conocer sus dotes histriónicas con la obra Montserrat, de Robles en 1951. Después incursiona con la comedia Separada del marido, de Sevilla y Tejedor, y ¿Ring? ¿ring? llama el amor, de Comden y Styne en 1957.

Siendo muy joven se inclina también por el teatro clásico y es en La mandrágora, de Maquiavelo, donde hace su debut actuando en los años 1960 y 1963. Asimismo, es invitado a codirigir y son dos obras en las que participa junto con Miguel Córcega, la cuales son: Marramiau, de Fodor y ¿La fidelidad es un error?, de Pugliese, ambas en 1962.

Ya se escuchaba Gimeno como una revelación de actor y empieza a tener reconocimiento, algunas de sus obras en los 60s: No me manden flores, de Barasch y Moore y Mi mujer es un gran hombre, de Verneuil (1963);

La comedia musical le llamaba mucho la atención, ya que desde las zarzuelas era un género que conocía muy bien por lo que la obra ¡Hello, Dolly!, de Stewart y Herman y presentada en 1968 fue un exitazo de taquilla, así como La novicia rebelde, de Rodgers y Hammerstein II en los 70s.

Operetas, teatro francés, alemán y, por supuesto, mexicano fueron parte del repertorio de Luis Gimeno. De sus últimas producciones fue Los árboles mueren de pie, de Casona (2000) acompañado por la primera actriz Ofelia Guilmain y Visitando al señor Green, de Baron (2006).

Poco se dice de su oficio como iluminador, siendo un destacado profesional, ya que en 1992 realizó el diseño lumínico para Chin Chun Chan, de José F. Elizondo y Rafael Medina (1992). Sin duda, el maestro Gimeno no dejaba de estar presente en las tablas y también incursionó como director en Recámara en condominio, de Beltrán (1959), a la que le siguen: Rebelde, de Paso (1966). Fue en dos ocasiones Coordinador de la CNT, en 1970 y 1990.

Luis Gimeno visitó Aguascalientes en dos giras con las obras: Las muchachas del club, en 1998, y Los árboles mueren de pie, en el 2000. Y recibió varios reconocimientos por parte de la Asociación de Periodistas Teatrales (APT) y la Estrella del Siglo en el 2007.

¡Descanse en paz un gran histrión del teatro en México!

Teatrología[i]

Actuación

1947 / Luisa Fernanda

1947 / Montserrat / de Robles

1953 / Casandra / de María Luisa Algarra

1956 / Mi amigo el asaltante / de André Haguet

1956 / El amor tiene su aquel / de Carlos Llopis

1957 / Separada del marido / de Sevilla

1957/ Tejedor y ¿Ring? ¿ring? llama el amor / Comden y Styne

1957 / Separada de mi marido / de Luis Fernández de Sevilla y Luis Tejedor

1957 / Ring… ring… llama el amor / de Betty Comdem y Adolpho Green

1959 / Recámara en condominio / de Rafael C. Bertrand

1959 / Iglú / de Mark Reed

1960 / Las alas del pez / de Fernando Sánchez Mayans

1960 / La ratonera / de Agatha Christie

1960 / La dama boba / de Félix Lope de Vega y Carpio

1960, 63 / La mandrágora / de Maquiavelo

1962 / Marramiau / de Fodor *codirige

1962 / ¿La fidelidad es un error? / de Pugliese *codirige

1963 / No me manden flores / de Norman Barasch y Carrol Moore

1963 / Mi mujer es un gran hombre / de Verneuil

1964 / Al baño… María / de Charles-Maurice Hennequin y Paul Bihaud

1964 / El rey Lear / de William Shakespeare

1964 / Columna social / de Celestino Gorostiza

1965 / El inspector / de Gogol

1965 / Los hombres del cielo / de Ignacio Retes

1965 / Rómulo magno / de Friedrich Dürrenmatt

1966 / El barbero de Sevilla / de Pierre-Agustín Caron de Beaumarchais

1967 / Macbeth / de William Shakespeare

1968 / Sabes que no te puedo escuchar bien cuando está la llave del baño abierta / de Anderson

1968 / Medusa / de Emilio Carballido

1968 / ¡Hello, Dolly! / de Stewart y Herman

1969 / Cómo triunfar en los negocios sin proponérselo / de Loesser

1970 / Un sombrero lleno de lluvia / de Gazzo

1973 / Aleluya gente brava / de Garinei y Giovannini

1976 / Seamos felices los tres / de Taylor

1976 / La novicia rebelde / de Rodgers y Hammerstein II

1977 / Las tres hermanas / de Chéjov

1977 / La casa de los corazones rotos / de Shaw

1977 / Solo piensas en eso / de Travers y Volpone

1977 / ¡Contigo…sí! / de Joyce Rayburn

1977 / Volpone / de Ben Johnson

1978 / Opereta / de Gombrowicz

1978 / La resistible ascensión de Arturo Ui / de Brecht

1978 / Heredarás el viento / de Lawrence y Lee

1979 / Volpone / de Ben Johnson

1980 / Las alas sin sombra o La historia de Víctor Rey / de Héctor Azar

1980 / Los buenos manejos, de Jorge Ibargüengoitia

1980 / Las mujeres sabias, de Molière

1980 / ¡Ah, soledad!, de O´Neill

1981 / El alcalde de Zalamea o El garrote más bien dado / de Calderón de la Barca

1981 / Las alas sin sombra / de Héctor Azar

1982 / Crimen y castigo / de Dostoievski

1982 / Pudo haber sucedido en Verona / de Rafael Solana

1983 / Los buenos manejos / de Jorge Ibargüengoitia

1984 / Hotel Paradiso / de Feydeau

1985 / Hoy invita la Güera / de Federico S. Inclán

1986 / Seis personajes en busca de autor / de Pirandello

1986 / El candidato de Dios / de Luis G. Basurto

1988 / La malquerida / de Jacinto Benavente

1989 / La conspiración de la Cucaña / de Alfonso de María y Campos y Luis de Tavira

1989 / Los enemigos / de Sergio Magaña

1992 / La jaula de las locas / de Fierstein y Herman

1996 / El dinero me da risa / de Cooney

1997 / Don Juan / de Molière

1999 / Las muchachas del club / de Menchell

2000 / Los árboles mueren de pie / de Casona

2006 / Visitando al señor Green / de Baron

Las alegres comadres de Windsor / de William Shakespeare

 

Iluminador

1992 / Chin Chun Chan, de José F. Elizondo y Rafael Medina

Director

1959 / Recámara en condominio / de Beltrán

1966 / Rebelde / de Paso

1972 / El profanador / de Thierry

[i] https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Gimeno

www,teatron.com

OBRAS FEMENINAS Y FEMINISTAS

Texto y fotos por Julieta Orduña Guzmán

Cuatro obras que tienen esa peculiaridad, protagonizadas por mujeres; curiosamente he visto algunas en mayo y junio que giran sobre el género femenino, y una de ellas muestra nuevamente la historia de Alicia en el país de las maravillas; a continuación hablo acerca de ellas.

eulaliaEulalia show o Cómo casarse en siete días. Es un espectáculo divertido donde uno de los personajes de esa obra, Eulalia, decide contarnos qué pasó después de que su hija se casó. El texto de Cómo casarse en siete días de Alfonso Paso fue la inspiración para que el director y adaptador de este show, Alejandro Juárez, decidiera darle vida a Eulalia y preparar un tipo conferencia para mujeres “solteronas”, que andan urgidas de buscar marido. Durante casi cuarenta minutos se va dando la charla, y entre risas las espectadoras se involucran en este espectáculo. Considero que el espectáculo está entre monólogo y algo de stand up, pero lo que más admiro de este trabajo es el poder de improvisación del actor y la caracterización de Eulalia, un personaje coherente y sin el fin de caricaturizar a nadie. Con esta obra Alejandro Juárez festeja sus 20 años de trayectoria como director y actor. El show de Eulalia se presenta en su última función el 28 de junio en el Centro Cultural Tercera Llamada.

 

el dilemaEl dilema de Alicia. No hace mucho, quizá un mes, se presentó una de las versiones de Alicia en el país de las maravillas; en esta ocasión se presentó en el INEGI este texto llevado a escena, pero adaptado por Iván Gómez Peñalver, quien también dirige a la compañía Cuauphilli. Pieza fársica en donde confluyen todos los personajes de cuento con algunos cambios, dando un mensaje de salud y bienestar a jóvenes y adultos. Es decir, en estos tiempos en que enfermedades abundan como la diabetes, el colesterol y la cirrosis hepática, la historia gira en torno a esto. Alicia, una joven obesa, es obligada a tomar una bebida embriagante junto con unos vagos y en su borrachera se encuentra con esos seres fantásticos como los de un sueño, esto le hace darse cuenta que la mala alimentación y el exceso de alcohol ocasiona muchos trastornos. Este grupo fue fundado en 2011 en el Instituto Tecnológico de Aguascalientes (ITA), y la obra ha sido representada en el 2do. Encuentro de Teatro Popular Latinoamericano (Entepola) en el 2015, así como en el XXXV Festival Nacional Estudiantil de Arte y Cultura de los Tecnológicos Nacionales de México en la Ciudad de Querétaro 2016. Es un logro que se abran estas posibilidades artísticas a las escuelas técnicas y que los jóvenes incursionen en el arte y la cultura. ¡Enhorabuena!

las troyanasLas Troyanas. Desde 2012 que la compañía Fernando Wagner no había presentado esta obra, y fue una sorpresa verla nuevamente el pasado el 10 de junio. Un texto de Eurípides, teatro griego, que hace referencia a la caída de Troya y la manera en que son desterradas las mujeres troyanas, gracias a una mujer forastera, quien por cuestiones de amoríos influyó en la venganza de dos imperios: Grecia y Troya. En fin, toda una tragedia, en la cual el reparto de estudiantes de la Licenciatura de Teatro Musical de dicha escuela incursionaron en este género tan complicado, pero tan necesario para el conocimiento de un aprendiz de teatro. Fue muy grato ver una puesta completamente diferente, ya que el director, Omar Pacheco, le apostó a una versión contemporánea, pero dejando algunos tintes clásicos que le dieron más acercamiento a dos épocas. La producción y el trazo escénico fue muy atractivo y la actuación de varios de ellos llamaron la atención de los espectadores. Uno de los comentarios de un maestro invitado fue que se había dado un gran paso en esta escuela, ya que con este montaje se vislumbra un trabajo universitario y no escolar, cuestión que agradeció el director, y yo estoy de acuerdo también con esa afirmación. Próximamente estos chicos mostrarán otro trabajo, más cercano a su aprendizaje, un musical: Los miserables. ¡Sin duda, sorpresas dan los nuevos talentos y si son bien dirigidos, dan un gran espectáculo!

El diccionario. Obra de la Compañía Nacional de Teatro, dirigida por Enrique Singer, autor Manuel Calzada. Esta puesta en escena no estuvo en cartelera en Aguascalientes sino en León, Guanajuato, y me di a la tarea de asistir y ver una de las funciones programadas en el majestuoso Teatro Bicentenario, que aunque fue en el Teatro Estudio, con un cupo aproximado de 250 personas, estuvo perfecto por ser un teatro más intimista. Esta obra se estrenó el año pasado, en julio, en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural El Bosque y tuvo un gran éxito, como la mayoría de los montajes de esta gran compañía.

IMG_20170624_205408                                     La Mtra. Luisa Huertas con Sylvia Ríos y Julieta Orduña de A Escena

A manera de homenaje a una gran mujer, María Moliner, se realizó esta obra, quien durante 15 años se dio a la tarea de realizar un Diccionario del uso del español, pese a que ya existía el Diccionario de la Real Academia, y de una manera decidida y con plena “libertad” decidió mejorarlo, en una época franquista donde esa palabra no existía, por la represión que se daba a diario.

Quién mejor para interpretar a esa gran mujer que otra gran mujer: Luisa Huertas, que se dio a la tarea de ser la portadora de dar vida a esa bibliotecaria que vio las incongruencias de algunas palabras y la actualización de otras y no importando el tiempo las analizó, razonó y le dio sentido a su diccionario que fue todo un éxito, aunque no en su familia, que sufrió su aislamiento y dedicación por ese gran libro.

Cientos de fichas llenadas a máquina estuvieron esparcidas por todo el escenario y hasta en la pared, las cuales se iban desprendiendo, según pasaba el tiempo y la memoria también, ya que Moliner –paradójicamente- tuvo una afectación mental que poco a poco fue deteriorándose hasta perder la memoria, pero dejando un cúmulo de más de 3 mil palabras en una obra magna. En su época -30s y 40s-, las mujeres no eran aceptadas por los académicos, motivo por el que no se le reconoció su sabiduría y tenacidad al mostrar un diccionario renovado y actual.

El reparto estuvo integrado, como ya había mencionado, por la Mtra. Luisa Huertas, Óscar Narváez, Roberto Soto, Eduardo Candás y Antonio Rojas. Destacar que este año la Asociación de Periodista de Teatro (APT) le otorgó el premio Sylvia Pinal a Mejor Actriz a Luisa Huertas por su destacada participación en El diccionario. Sin duda, es una de las mejores actrices en teatro y cine que tiene actualmente México, y su personaje de María Moliner es testimonio de una cátedra de actuación. Esperemos tener esa y otras obras más de la Compañía Nacional de Teatro en Aguascalientes, ¡anótenla empresarios y promotores!

TRES MUJERES EN LA ESCENA Y UN FANTASMA

Texto y fotos por Julieta Orduña

giselle

¿Quiénes son estas tres mujeres que menciono? Son las protagonistas de tres espectáculos que vi en días pasados, cada una de ellas con una peculiar personalidad, dignas de ser parte del centro de sus historias. Una de ellas es Giselle, una dama campesina que con su candor, belleza y transparencia es capaz de enamorar al Duque de Silesia, quien olvidando su compromiso con la hija de uno de los príncipes del condado le entrega a Giselle todo su amor, ocultándole su identidad para no ser rechazado. La verdad sale a flote tarde o temprano por la indiscreción de un guardabosque, pretendiente de Giselle, que se venga y de ese modo hace infeliz a la joven, quien muere debido a su frágil salud, y a partir de entonces inicia la historia de desamor provocada por la traición y el engaño de un hombre. El espectáculo es un ballet en dos actos estrenado en 1841 y es considerado entre los más importantes del ballet clásico. En esta ocasión, la Universidad de las Artes realizó una adaptación de la versión de Marius Petipa, el que ha sido presentado ya en dos ocasiones, 2003 y 2010. El ballet, engalanado con la presencia de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes (OSA), lució mucho y es de decir que fue un gran trabajo por parte de los maestros de la Licenciatura en Danza clásica, llevando a cabo estas funciones de fin de curso con varias horas de ensayos, en las que participaron: Saule Kuvatova, Fabiola Marlene Reyna Robles, Jéssica Yadira Reyna Robles, Elizabeth Tavarez Nieto, Nazira Yakubova y como productor ejecutivo, el Mtro. Jorge Campos Espino. Como bailarines solistas: Aranza Castejón y Carlos Cervantes Trejo, y en la dirección, José Areán; el Director musical interino, Iván López Reynoso.

 

La danza clásica ya tiene su público cautivo, sin embargo, hay que seguir fomentándola y difundiéndola no solo en las niñas sino también en los varones, ya que el talento de varios de los jovencitos se vislumbra en este ballet. Da gusto el interés del público en asistir a estos espectáculos, como fue el caso de Giselle, en cuatro funciones.

ensamble frida

La otra mujer es Frida, ¿quién no conoce a este ícono mexicano?, mujer que a pesar de todas las dificultades, tanto físicas como emocionales, salió adelante, nada fácil en un México donde imperaba el machismo, reconocida como una de las pintoras más destacadas de su medio, a pesar de estar postrada en una cama durante mucho tiempo. Frida fue la inspiración para que dos maestros, uno de teatro, Abdallah Téllez, y el otro de danza, Esteban Limón, se dieran a la tarea de formar un espectáculo estilo performance, donde se conjuga música, poesía, teatro y danza. Se inspiraron en cuatro de sus pinturas más representativas, como lo son: Las dos Fridas, La columna rota, Frida y Diego Rivera y el Autoretrato con pelo corto. Estas imágenes son contadas por la propia Frida en sus diferentes caracterizaciones, acompañada por la banda sonora de Frida, compositor Elliot Goldenthal.

 

Este espectáculo se ha presentado en varias ocasiones y ya han sido convocados por instituciones educativas para llevar esta temática a los jóvenes de preparatoria. En esta ocasión fueron invitados por el ICA en su programa Domingos musicales y el público reaccionó favorablemente al ver la entrega de los chicos, quienes demostraron su profesionalismo en la ejecución del baile, la dramatización en el teatro y la caracterización de sus personajes. Cuarenta y cinco minutos duró este ensamble, del cual los maestros prometen mostrarlo en el próximo Festival de Calaveras. Muy recomendable para aquellos que sean del Club de la Fridomanía.

alicia

La tercera mujer, Alicia, una joven que en circunstancias un tanto extrañas se encuentra en un lugar mágico, con seres extravagantes, como sacados de un sueño surrealista; es así como a manera de cuento se vislumbran temas políticos, satíricos, en un mundo que no ha cambiado nada y en donde el poder impera. Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, matemático y escritor, se presenta en versión teatral dirigida por Ing. Óscar Domínguez Sánchez, de la escuela Comunidad de Aprendizaje Iuventus. Es interesante conocer la actividad que hace cada escuela y en el caso de ésta, además de impartir secundaria y preparatoria, se dan a la tarea de impartir talleres artísticos y uno de ellos es el Teatro, del cual el director Domínguez Sánchez es un apasionado, por lo cual decide preparar un montaje de fin de cursos que él mismo dirige.

 

Esta obra ha sido presentada por algunos grupos de Aguascalientes y aunque se piensa que es dirigida solo a los niños, la realidad es que tiene un mensaje de crítica social digno de analizarse. En la versión de la Compañía Iuventus, su tratamiento fue hacia los pequeños, y destacar vestuario y escenografía sencilla, lo cual lució por el manejo del escenario giratorio del Teatro del IMSS. Enhorabuena y que los grupos escolares sigan fomentando el arte en los alumnos. Este montaje continuará presentándose en diversas instituciones durante todo este mes y mediados del próximo.

el fantasma

¿Y el fantasma? Mi columna se iba a quedar hasta las tres mujeres (Giselle, Frida y Alicia), pero se filtró un fantasma y vale la pena destacarlo. El fantasma en el espejo, una producción de Jorge Ortiz de Pinedo, quien le apostó al teatro del terror, no muy recurrente en las compañías mexicanas, quizá por lo costoso, ya que se requiere de un buen manejo de efectos especiales, luces, multimedia, audio y todo esto lo logró con gran calidad esta puesta en escena. Con una larga temporada en un teatro de la Ciudad de México, López Tarso inicia la gira por la República Mexicana, y algo inusual, se presenta en Aguascalientes, este año, en dos ocasiones, debido al éxito de taquilla.

 

Texto escrito en 1922 por la escritora Susan Hill, especialista en historias de terror, una muy conocida: La dama de Negro. La mayoría de sus temas se refieren a estos seres sobrenaturales y en esta puesta no es la excepción. La historia transcurre en Inglaterra y se manejan dos tiempos, siglo XIX y XX, en los cuales el relator cuenta esa historia de fantasmas en la que al final se unen las épocas en una sola, como si estuviéramos viendo cine en tercera dimensión. La obra nos lleva hacia un mundo imaginario donde el suspenso está en cada minuto, la interacción con el público es constante al grado que solo se escuchan gritos y risas nerviosas en los asistentes. Prohibido celulares, cámaras y demás distractores; la sala tiene que estar en completa oscuridad y solo es sentir, ver y dejarse llevar por esa historia de dos  familias inglesas en las cuales la maldición cae. Sin duda, si gustas del cine, literatura o teatro del terror, ésta es una excelente opción. Recordé obras de esta manufactura llevadas a cabo por grupos locales, algunas como: La caída de la Casa Usher, de Mayeos Producciones, o La dama de negro, de Anónimo Teatro. Hace falta ver teatro del terror hecho en casa, claro, bien estructurado, público hay, espacios también, únicamente es cuestión de decidirse.

EL AMOR Y EL ABUSO EN LA ESCENA

Texto y fotos por Julieta Orduña

 

En estos días me di a la tarea de ver varias puestas en escena de diversos géneros y temáticas, de las que cada una de ellas llevaba un mensaje para reflexionar y llevarlo a casa. Sin duda, en Aguascalientes, aunque no se difunde una cartelera teatral de manera regular, solo en algunas páginas en Internet, la oferta sigue y el público la busca mediante las redes sociales. Inicio este recorrido teatral con…

 

Hamelin. Esta obra es del dramaturgo Juan Antonio Mayorga Ruano, quien es de los autores contemporáneos españoles más representados por sus estudios enfocados a la filosofía y le ha dado la vuelta a sus cátedras de teatro recibiendo varios premios en Literatura y Artes Escénicas. Entre muchas de sus obras, Hamelin fue escrita en el 2005 y galardonada con cuatro premios, uno de ellos al Mejor autor del 2005. La historia es tan real que la podemos leer y escuchar en notas de corte rojo, aquellos abusos que sufren los menores no solo por “desconocidos” sino hasta por su propia familia, y en Hamelin se presenta un caso de pedofilia que lleva a desenmarañar una cantidad de cabos sueltos que involucra el seno familiar. La comandante Montero, figura central de la trama es, quien como analogía del cuento de El flautista de Hamelin, la héroe de este caso, quien pretende salvar y rescatar a aquellos pequeños  que han sido violentados, sin duda, otro de los personajes centrales en esta historia es el acotador, quien da la pauta del desarrollo de la historia y señala los cuadros que se van representando, dando con ello dramatismo y suspenso a la obra. El desdoblamiento de personajes de niños, padres, hermanos, psicólogos, etc. es muy dinámico y no necesariamente se necesitan muchos actores para desarrollar este trabajo, al igual que la propuesta de la caja negra, sin escenografía, únicamente la  iluminación manejada por los mismos actores, lo que hace que la puesta sea novedosa, sin dejar que las distracciones puedan alejarnos del tema central: el abuso a menores. A Hamelin yo la recomendaría para todos, incluso hasta para niños de 10 años en adelante; es un estudio interesante para profesionistas que ejercen las carreras de derecho y psicología. La dirección corrió a cargo de José Claro Padilla, director de Formación Actoral Al Trote y el reparto lo contemplan: Anayeli Campos, Ivonne Gallegos, Alejandría Menchaca, Martín Murguía, Fernanda Dirch, Juan Marcos Rodríguez, Ernesto Carrillo, Lulú Romo y Janetzy Serna. La temporada abarca los jueves del mes de junio a las 20:30 horas, en Héroes de Chapultepec 217, barrio de El Encino.

 

El amor por tiempo. Quien dice que el teatro estudiantil está en pañales en Aguascalientes no sabe de la existencia del grupo de la Preparatoria Francisco I. Madero, que este año acaba de cumplir 15 años, y es toda una compañía adolescente y ¡sí también como sus integrantes! y que a lo largo de más de una treintena de montajes han presentado infinidad de historias a las familias de los estudiantes y a los que les hemos seguido la huella por este tiempo. Es por demás decir que 15 años no es nada fácil y además con un maestro que lleva tatuado el amor al teatro y la enseñanza de este arte para sus pupilos, el Mtro. Luis Fernando Pérez Chiu, director, y con el seudónimo como dramaturgo de Fernando Percha, quien ha hecho que esta escuela sea reconocida por su enseñanza en las artes, porque además del teatro se fomenta la música y danza. La obra que en este momento me toca comentar es El amor por tiempo, y en el programa de mano señala: “Este ejercicio escénico, solo tiene la pretensión de dejar una reflexión abierta, en el tema del amor y el tiempo, en su hermosa y tortuosa relación”. Sin duda, el Amor es el eje que nos mueve a todos, y digo a todos porque es la esencia del ser humano, y si lo retiramos de nuestras vidas lo olvidamos; sin duda todos hemos pasado y sentido el amor. Fue un buen tema que se eligió para celebrar estos 15 años y transmitirles a los jóvenes ese sentimiento, ya que el Amor en esa edad está a flor de piel y nos dejarnos engañar por el enamoramiento, sin buscar el amor verdadero que nos llevará a la felicidad. Como siempre, un trabajo creativo donde un escritor empieza a desarrollar su historia contemplando cuatro tiempos, en diferentes épocas: en la China milenaria, en la Edad Media, la época de los 20 y en la actualidad. Todas las etapas nos llevan a la búsqueda del amor y el desamor, por consecuencia, pero la más significativa, sin duda para mí fue la de este milenio, donde las parejas ya no se conocen, únicamente conviven por costumbre y el causante de todo es la tecnología, un aparato (celular) que los tiene hipnotizados, robotizados y que hace que el amor no se construya sino se destruya, esto podría percibirse como el apocalipsis del amor, quizá. Coreografías, cantos, improvisación, además de chistes propios de la edad de los jóvenes hicieron que el Amor por tiempos fuera un montaje que cristalizó esos 15 años de la Prepa Madero. ¡Muchas Felicidades!

el diario

El diario de un loco. Al referirnos a esta obra, de inmediato, para algunos, nos viene a la cabeza la interpretación del genial actor Carlos Ancira, aunque yo no tuve la fortuna de verlo en escena, sí tengo la referencia que este personaje lo marcó como uno de los mejores actores de teatro, aunque su carrera, claro, es más que una sola obra. En Aguascalientes, hace ya algunos años, en el 2008, esta obra la presentó una compañía que llevaba por director a Benjamín Bernal y en la actuación a José Luis Barraza. En este 2017, el Centro Cultural Tercera Llamada invitó a José Emilio de Córdoba a presentarla aquí y además develar las 500 funciones de la obra. En un ambiente más bien intimista, con un público de no más de 30 personas, se llevaron a cabo las dos funciones programadas. El diario de un loco fue escrita en el siglo XIX y pareciera muy lejano, pero el tema sigue tan actual, ya que la enfermedad de la esquizofrenia continúa latente y es padecida por un millón, cien mil personas[i] y lo peor del caso es que a veces los familiares no se dan cuenta y ésta avanza progresivamente hasta llegar a un estado de locura, que fue el caso del personaje de esta obra: un empleado que vivía solo y su percepción de la realidad se empieza a distorsionar hasta el grado de creerse el rey Fernando VIII de España; este hecho lo llevó al manicomio donde fue tratado brutalmente (y se siguen dando esas prácticas) al grado de bajarle su autoestima y quedar en estado vegetativo. Obra de contenido fuerte, escrita por Nikolai Gogol, que curiosamente también muere de una enfermedad mental. La locura no es mala, quizá es un escape a todo el horror que se está viviendo, y un mensaje a la sociedad. Mi respeto para el actor José Emilio, quien fue alumno del mtro. Antonio González Caballero -el cual en su momento dirigió esta obra-, la que llegó a las 500 funciones. ¡Enhorabuena!

el hombre

El hombre de la mancha. Un musical con libreto de Dale Wasserman, música de Mitch Leigh y letras de Joe Darion, basado en la obra de texto para la televisión Yo, Don Quijote, e inspirada también en la obra cumbre de Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha.[ii] No es tan usual que un musical de gran formato producido por OCESA venga a la ciudad, ya que en la gira le dan preferencia a grandes plazas como Monterrey, Guadalajara, Puebla, entre otras, pero, por fortuna, se programó en Aguascalientes con dos funciones, y el público respondió a pesar de los precios que no fueron tan módicos, pero que al ver el musical creo que sí los vale. Me recordó el trabajo escénico que acostumbra hacer la Compañía Nacional de Teatro, que no solo se destaca por su excelente reparto sino por la producción que, aunque costosa, destaca en creatividad y así fue el caso de El hombre de la mancha, que reunió todos los requisitos para considerarla una obra redonda donde todos los componentes fueron de altísima calidad, sin dejar ningún cabo suelto.

El director, Mauricio García Lozano, es director de teatro y ópera, además de diseñador de escenarios y su trabajo ha trascendido a nivel internacional, esto se refleja en este montaje que además de lo atractivo que es tener música en vivo, lo espectacular es el trabajo que realiza con el reparto, lo cual se convierte no únicamente en un proceso de actuación, sino que los artistas realizan varias funciones durante la trama como utileros, tramoyistas, vestuaristas, dando un toque especial y único a esta puesta donde el dinamismo va a la par con el correr de la historia. Metateatro donde se entrelazan los dos personajes: Cervantes y Don Quijote, ambos al unísono hacen que la historia se convierta en dos y que el teatro se vincule sobre todas las circunstancias. Quienes no hayan tenido la oportunidad de verla estará en Guadalajara el 13 y 14 de junio, y si no se tiene la posibilidad entonces leamos a Don Quijote de la Mancha, ya que no acaba uno de aprender de las locuras de este caballero de la Triste Figura. En el elenco se destaca Benny Ibarra como Don Quijote, Carlos Corona como Sancho Panza y la actriz española Guadalupe Lancho como Dulcinea, debutando en la escena teatral mexicana.

 

[i] http://www.jornada.unam.mx/2014/11/28/ciencias/a02n1cie

[ii] https://es.wikipedia.org/wiki/el_hombre_de_la_mancha

JUAN RULFO A 100 AÑOS DE SU NACIMIENTO

Texto por Sylvia M. Ríos Casanova

Imágenes de Internet

JUAN RULFOHoy 16 de mayo Juan Rulfo cumpliría 100 años y aunque físicamente ya no está en este mundo, su palabra escrita susurra y nos habla con igual fuerza e intensidad como las voces fantasmales de su novela Pedro Páramo. Debo confesar que hace no mucho leí esta novela ante las constantes recomendaciones de algunos amigos y de otras lecturas que la mencionan como lectura obligada, imperdible, fantástica y demás. Y fue, ciertamente, una de las lecturas más sorpresivas, cautivantes, gozosas, profundas y alucinantes, por lo que no pude soltar el libro hasta cerrar la última página, no sin dejar de sentir esa tristeza y nostalgia de la pérdida de un ser profundamente valioso.

Mucho se escribirá hoy y siempre de Juan Rulfo y su obra, la cual se centra básicamente en la novela Pedro Páramo y El Llano en Llamas una compilación de cuentos. El mejor homenaje y reconocimiento a Juan Rulfo es y será siempre leer y releer su obra, por su realismo mágico, por sus  paisajes y personajes de un México rural hoy lamentablemente olvidado y abandonado. Solo les diré que Pedro Páramo emprende un viaje en la búsqueda de su padre, y con esta obra mexicana da inicio una nueva forma narrativa que da paso al llamado boom latinoamericano con las obras de autores como otro mexicano: Carlos Fuentes, Gabriel García  Márquez de Colombia, Julio Cortázar de Argentina y Mario Vargas Llosa de Perú.

Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, “Juan Rulfo” nació en su casa familiar en Apulco, Jalisco, pero fue registrado en Sayula el 16 de mayo de 1917. Publicó primero El Llano en Llamas en 1953 y  Pedro Páramo en 1955, el cual ha sido traducido a más de 40 idiomas, por señalar solo las dos obras más reconocidas, también escribió cuentos y guiones cinematográficos.

Juan Rulfo tuvo otra faceta además de escritor, y esta fue la de fotógrafo cuyas imágenes se publicaron en la obra 100 fotografías de Juan Rulfo, comparto algunas de ellas:

Cambia vías en la Terminal Valle de México,                                               Cambiavías en la Terminal Valle de México, Buena Vista, 1956

Niña corriendo en un portal de Jalisco

 

 

 

Niña corriendo en un portal de Jalisco, 1961

 

 

 

 

Cráter del Nevado de Toluca

 

 

 

 

Cráter del Nevado de Toluca, década de 1940

 

 

 

 

Escultura totonaca                                                            Escultura totonaca en Castillo de Teayo, c. 1950

Fallece en la CDMX un 07 de enero de 1986. Juan Rulfo, escritor mexicano y universal, hoy celebremos su primer centenario.

P.d.:

Recomiendo la página web oficial de la Fundación Juan Rulfo donde se puede consultar con rigor académico su vida y obra: http://juan-rulfo.com/fundacion.htm.

LO BUENO LO MALO Y LO FEO EN LA FERIA NACIONAL DE SAN MARCOS 2017

Por Miryam Almanza y Julieta Orduña

Como cada año A Escena hace un recuento de lo visto en materia cultural y de espectáculos durante la feria. En esta ocasión, damos los pormenores de lo acontecido.

Lo bueno

Terminó la edición 2017 de la Feria Nacional de San Marcos, luego de tres semanas de intensa actividad en la ciudad, en las que se reanimó el espectáculo y la cultura. Para quienes (como prensa) vivimos más de cerca cada edición de la feria, nos es fácil notar algunas “pequeñas” diferencias entre una y otra, y este 2017, con unas administraciones municipal y estatal recién comenzadas, saltan a la vista. La primera de estas la gran oferta de espectáculos artísticos y de entretenimiento de tipo comercial. Para todos los gustos aunque eso sí, no para todos los bolsillos, en fechas que se consideraban difíciles por lo que representa la verbena abrileña. El público respondió favorablemente. En cambio, en materia de cultura los precios fueron muy accesibles (aunque con número de boletos limitado en algunos eventos) e incluso hubo algunos con entrada gratuita.

Por otra parte, Aguascalientes es una plaza importante para el entretenimiento y la cultura (a pesar del veto que se hizo de varios empresarios y espectáculos, sobre todo en la pasada administración), y el público ha respondido favorablemente. Y esto se nota también en las actividades culturales porque en esta feria hubo verdaderos espectáculos de talla internacional como el concierto del violista libanés Ara Malikian, y qué decir de la programación del Foro del Lago, que cada vez es mejor y variada; o las obras de teatro o presentaciones de danza programados en el Teatro Morelos y el Leal y Romero. Oferta variada, diferente, y de excelente manufactura. O la importante difusión que hubo del talento local en el corredor cultural Carranza. En esta ocasión ha coincidido que, tanto en la administración municipal como en la estatal, la cultura y el entretenimiento está en manos de profesionistas con experiencia y conocimiento.

El Foro de las Estrellas es una mención aparte, porque lo único diferente fue que algunos de los artistas que se presentaron en 2016  este año pasaron al Palenque, y los que estuvieron en este, pasaron al Foro de las Estrellas. Esperemos nueva cartelera para el 2018.

Y ustedes nuestros lectores se preguntarán: ¿y nuestro talento local? Bueno, pues estamos muy orgullosos de nuestros artistas porque dieron muestra de que lo tienen y de a montón. Música, danza, teatro, literatura, pintura y hasta tramoya y equipo técnico. Todos y cada uno de los que tuvieron presentaciones o colaboraron en estas demostraron que tienen el talento y la experiencia para ofrecer al público trabajos con calidad. Desde la presentación más sencilla que hubo en el corredor cultural Carranza, con solo una silla y un micrófono (y que conste que con esta mención no se quiere demeritar el foro) hasta las 22 representaciones del Ferial de Aguascalientes. Todos los espectáculos de corte local fueron del agrado del público y han logrado acercarlo más a sus artistas porque este año, en los teatros y foros, hubo más espectadores.

Lo malo

En este programa cultural de la feria siguen sin incluir a los espacios alternativos como el Centro Cultural Tercera Llamada y Foro Cultural Al Trote, que también tuvieron oferta teatral y que a consecuencia de esto, fue poco el público que se enteró de su cartelera. Hay que unir esfuerzos y compartir la difusión con espacios alternativos. Otra cosa también importante es hacer la recomendación al público para que llegue a los espectáculos gratuitos (como Ilusion on Ice) al menos con una hora de anticipación, señalarlo tal vez en el boleto, ya que como sí inician puntuales, hubo mucha gente que se quedó fuera aunque llegó a tiempo. ¿Más cosas malas? El sonido de los teléfonos en las presentaciones, la impuntualidad de la gente, y el ruido y comer en las salas cuando ya ha comenzado el espectáculo. Parece que no es posible corregir esto.

Lo feo

El mal trato que en algunas ocasiones el personal de seguridad dio a la prensa en algunos eventos, entendemos que este tipo de actividades provoca la aparición de múltiples medios, algunos formales y serios, otros no, pero hay que valorar que el periodista realiza su trabajo y no tiene por qué recibir malos tratos, al contrario, es un agente de la difusión del espectáculo y el entretenimiento y merece un respeto como profesional.

La FNSM 2017 tuvo sus aciertos y errores por la evolución que está alcanzando, pero con esto se abren más expectativas en materia artística y cultural para próximas ediciones. Queremos agradecer a todas aquellas personas que intervinieron en y detrás de lo artístico y cultural de la feria por el enorme esfuerzo y trabajo invertido en estos 21 días de fiesta. Que tengan un merecido descanso, y mientras tanto nosotros ¡Nos vemos en la próxima feria!

 

GUSTAVO ROJO, DINASTÍA DE HISTRIONES

Por Julieta Orduña

Foto. Revista Somos 2001.

 

el idiota_gustavo rojo

 

La dinastía Rojo ha sido renombrada en el medio artístico. Inició con Mercedes Pinto, escritora de algunas obras de teatro: Un señor cualquiera, Mujer, Silencio y El alma grande del pequeño Juan, sus hijos: Pituka de Foronda, Rubén y Gustavo le siguieron sus pasos, pero en la actuación su maestro fue Ludwig Schajowics, en La Habana, e  iniciaron gira en Sudamérica hasta llegar a México.

 

Pero hablemos de Gustavo Rojo, quien fue el menor de esta familia, quien nació en 1928 en un barco que iba rumbo a Sudamérica, siendo registrado en Uruguay. Su participación en las tablas en nuestro país fue en 1943, a mediados de septiembre, con la obra La ciudad muerta, de D’Annunzio, acompañado por las actrices María Douglas y Stella Inda, dirigidos por José de Jesús Aceves en el Teatro de los Electricistas. Un año después alternó con Manolo Fábregas y el elenco de la Asociación Mexicana de Arte con El ruiseñor y la rosa, de Óscar Wilde, y ese año le siguieron otras producciones como algunos autosacramentales. Su actividad teatral la compartió con su hermano en  Amores en la montaña (Altitud 3,200), de Luchaire, un francés dirigió esta producción, Julián Duprez, el elenco fue parte del grupo Teatro Libre.

 

En el año 1950 tuvo la fortuna de participar con la diva, María Teresa Montoya, en La casa sin música, del poeta y escritor Julio Alejandro, La casa, de Pemán y La malquerida, de Benavente. Una de las obras donde la crítica lo calificó como “el galán –actor que necesita el teatro en México” fue en El placer de verano, de Salacrou, dirigido por Julián Duprez, a partir de ahí se empezó a despuntar como una figura varonil histriónica y fue invitado a ser parte de comedias amorosas y de enredos como: El marido de la otra, en 1956, de Iriarte, montada en el Teatro Ródano, siendo su compañera la actriz aguascalentense Lulú Parga, y también fue ovacionado por el lucimiento de su personaje. En ese mismo año formó parte del elenco del Teatro de la Universidad participando en el montaje Las manos de Dios, de Solórzano, dirigido por Allan Lewis, dando vida a uno de los personajes más emblemáticos El Diablo.

 

Su inclinación por ser director inició en 1973 con la obra Malditos, de Cantón, donde también actuó, estrenada en el Teatro Ferrocarrilero. Decidió retirarse un tiempo del escenario y tres años después, el 6 de mayo de 1976, regresa con la obra Prefiero a tu mujer, de Francoise Dorin, fue invitado por la mejor actriz del vodevil  francés de aquel tiempo, Nadia Haro Oliva, en el teatro Arlequín, y por la respuesta del público a esta temporada fue invitado nuevamente con otra comedia: Seamos felices los tres, de Taylor, dando vida a un millonario estadounidense.

 

Siguió con su carrera de director y organizó su reparto de La terrible Carolina, del chileno Miguel Franck, su estreno fue el 12 de noviembre de 1976. Un año después coincidió con la dama joven y actriz de moda, Verónica Castro, en la obra La idiota,  presentada en el Teatro de los Insurgentes que, aunque no fue un gran montaje, el público asistió para ver a sus artistas favoritos; en ella también participaron Juan Ferrara y Sergio Ramos.

 

Gustavo Rojo además de ser galán de cine y teatro también se distinguió por su calidad vocal y fue invitado en varios musicales, el primero fue Papacito piernas largas, bajo la batuta de José Luis Ibáñez, obra adaptada por Angélica Ortiz, en la cual participó su familia: hija, yerno y nieta, y nuevamente la crítica alabó la actuación de Rojo: “Gustavo estaba excelente, nunca lo habíamos oído antes cantar y nos sorprendió gratamente”. Siguió con el género de la comedia con Siempre en miércoles, dirigido por Manolo García, interpretando a un rico industrial.

 

En los ochenta reaparece nuevamente en los musicales con Cabaret y después en Mame, la cual fue llevada a los Televiteatros y debido al terremoto de 1985 la temporada fue suspendida, reanudándose al año siguiente en el Teatro Manolo Fábregas, formando el elenco: Silvia Pinal, Aída Pierce, Luis Couturier, entre otros. La obra estuvo de gira y en Aguascalientes se presentó en el auditorio de cine llamado Cinema 70, la cual presencié y de la cual se desprende la siguiente anécdota: las bailarinas al no tener un escenario propio de un teatro, sino un espacio inclinado por ser cine, se tropezaron y cayeron, el público al inicio se asustó y alarmó (incluso, los del reparto), sin embargo, el show debía continuar y siguió el acto. Todavía no existía el Teatro Aguascalientes, por este motivo las grandes compañías se presentaban en los auditorios de los cines, ya que el Teatro Morelos tenía un escenario pequeño para el tipo de producción que traían.

 

Gustavo Rojo apareció en más musicales como La jaula de las locas, dirigida por José Luis Ibáñez, en el Teatro Silvia Pinal y fue acompañado por Luis Gimeno y Luis Gatica. Fue en el año 1995 que realizó sus últimas apariciones con Cuento de navidad, de Dickens, en el Teatro Helénico y en esta puesta intervino su familia: Ana Patricia Rojo (hija) y Rubén Rojo Aura (sobrino). Una gran trayectoria que heredó toda su familia, un actor al que se le recuerda por su elegancia al actuar y su profesionalismo. ¡Descanse en paz!

 

Teatrología

Actor

  1. La ciudad muerta, de D’Annunzio
  2. El ruiseñor y la rosa, de Óscar Wilde
  3. 1944. El señor en su heredad. El puente del mundo. Autosacramentales
  4. Reinar después de morir, de Vélez de Guevara
  5. Amores en la montaña (Altitud 3,200), de Julien Luchaire
  6. La casa sin música, de Julio Alejandro
  7. La casa, de José Ma. Pemán

50s.   La malquerida, de Benavente

  1. El Placer de verano, de Salacrou
  2. Las manos de Dios, de Carlos Solórzano
  3. El marido de la otra, de Ruiz Iriarte
  4. Fuenteovejuna, de Lope de Vega
  5. Pueblo rechazado, de Vicente Leñero
  6. Prefiero a tu mujer, de Francoise Dorin
  7. Seamos felices los tres, de Samuel Taylor
  8. La idiota, de Achard
  9. Papacito piernas largas, de Webster
  10. Siempre en miércoles, de Reznik
  11. Cabaret, de Masteroff y Kander

1985, 1988. Mame, de Lawrence y Herman

  1. Nada de sexo que somos decentes, de Marriot y Foot
  2. La jaula de las locas, de Fierstein
  3. Cuento de navidad, de Charles Dickens

 

 

 

Dirección

  1. Malditos, de Wilberto Cantón
  2. La terrible Carolina, de Miguel Franck
  3. Cómo ama… la otra mitad, de Ayckbourn
  4. No hagan ruido, Frayn
  5. La jaula de las locas, de Fierstein
  6. Que no se entere el presidente, de Cooney
  7. Cuento de navidad, de Dickens
  8. Muchachos de Nueva York, de César Balcázar

2000, 2001. Don Juan Tenorio, de Zorrilla

  1. El triángulo de la calle Bermudas, de Taylor

 

Fuentes consultadas:

CEBALLOS, Edgar. Diccionario Mexicano de Teatro. Siglo XX, Escenologia, México, 2013, pp.402,403

Revista Somos, Los Rojo, agosto 2001, núm. 210, pp.76-81.