Categoría: Bellas Artes

RUEDA DE PRENSA SIN BANDERA, KOMANDER Y RICARDO MONTANER

Por Diana Arzola

 

El evento se llevó a cabo en el merendero San Pancho de las Américas en punto de las 4:00 de la tarde, donde los organizadores del evento dieron inicio a la rueda de prensa informando sobre el próximo evento del grupo Sin bandera, que tendrá fecha el 1 de julio en el Palenque de la Feria.

 

Se hicieron diversas preguntas a los organizadores, alguna de las respuestas fueron que el show será acústico y tendrá solo ocho músicos en escena, además de ser una de las últimas fechas de la gira por México. Lo siguiente fue anunciar los eventos de Komander y Ricardo Montaner, los cuales se llevarán a cabo en los meses de julio y septiembre. La rueda de prensa tuvo una duración de una hora, después de lo cual los organizadores dieron las gracias por el apoyo a la difusión de dichos eventos, así como al establecimiento por prestar sus instalaciones.

 

POESÍA POR LA PAZ. XI EDICIÓN DE FIP PALABRAS EN EL MUNDO

Texto y foto por Sofía Martínez Valdivia

image1

Con éste ya van once años que Aguascalientes, bajo el empuje de Ricardo Esquer y Artistas Asociados Trabajando, se suma al ya tradicional Encuentro poético: Por la paz, iniciativa tripartita de Chile (Revista Isla negra), Argentina (Sur) y Cuba (Festival de poesía de la Habana).

 

Esta vez el encuentro se desarrolló en la Casa Terán el viernes 2 de junio del año en curso a las 17:00 horas, donde participaron las y los autores: Circe Vela, Ana Leticia Romo, Adolfo Arteaga,  Juan Francisco Pizaña y Ricardo Esquer, así como la voz y guitarra de Gonzalo Cebreros. Entre los temas tocados por los autores destacaron las ausencias, la muerte, el encuentro de sí mismo, la memoria a la tierra y las raíces, el erotismo, la ansiedad, el desencuentro y la nostalgia del pasado, por mencionar algunos.

 

Fue así que gracias a las diversas perspectivas y formas de ver y escribir la vida, los asistentes escucharon algo del quehacer poético de la ciudad que otorga el más importante premio de poesía nacional, por ende, con tradición y vocación por la palabra siempre viva y tan necesaria para entender ese otro lado del corazón humano que grita en silencio las arritmias de su tiempo. ¡Enhorabuena y que sigan floreciendo las propuestas por muchos años más!

AD LIBITUM

Por Lydia Montalvo

Fotografía: Ignacio Rosendo  

 

Ad LIBITUM

Los asistentes a la presentación del libro Ad LibituM, que se llevó a cabo el pasado 25 de mayo en el Museo Espacio, vimos una singular experiencia que sublimó nuestros sentidos y despertó profundas emociones a través de la declamación, la música y el canto.

 

La autora Marizela Ríos Toledo, de raíces oaxaqueñas, nos transportó hasta Cuba con su  “son. va     son. va   son…”, evocando también a nuestra tierra, a nuestra gente; al ritmo de la voz cantante de Martha Isabel y la melodiosa guitarra a cargo de Humberto Adam, viajamos en el laberinto finito del ser, y en especial, del ser mujer, la autora juchiteca con su peculiar sabor nos describe:

 

¡Mujeres!   ¡Mujeres!

 Anónimas excéntricas,

 Divas transitorias,

 Altar o infierno donde crujen

                                      ¡los muslos!

                                                        ¡los senos!

                                                                           ¡los cabellos!

 

Las onomatopeyas brincaron, saltaron, juguetearon al bamboleo del metrónomo

 

Alma                                        MECÁNICA

Zum                               zum

Danza

PAUSA                             EL PÉNDULO

Tac              tac               tac

Acá              allá

 

Ad LibituM nos cautivó escuchando, vibrando, acariciando la naturaleza, la humanidad, la ciudad, el campo, la pobreza y la riqueza, todos ellos fundidos en los ruidos, en los silencios, en sensaciones y emociones que efímeramente se instalaron a través de la palabra, la música y el canto en nuestro complejo ser.

 

Ad Libitum concluyó: “porque los sueños son como los globos… persistimos”. Los asistentes persistimos, persistimos en el arte, en la necedad de revivir, de recordar, de rememorar y volver a sentir con todo nuestro ser la palabra convertida en poesía para el alma.

MÚSICA Y DANZA CON AGUAS QUE SUENA Y GISELLE

Texto y fotos por Ana Leticia Romo García

 

Cesar Alejandro en el Tercer festival Aguas que suena

IMG_0310

En Aguascalientes hay mucho talento artístico en diversas ramas; hoy me referiré al aspecto musical donde gracias al empeño y esfuerzo de César Alejandro, se llevó a cabo el Tercer festival Aguas que suena, donde un gran grupo de cantantes y grupos se dieron cita en el auditorio DIMO el día 4 de junio desde las 16:00 a las 21:00, y en donde los asistentes pudieron apreciar diversos géneros como balada pop, trova, rock, jazz, algunos cantautores, música norteña, entre muchos otros.

 

Así se pudo apreciar, por ejemplo, al trovero Alejandro Cadena, a la compositora Gabriela Bernal, al rockero Richie Díaz, al excelente grupo de jazz Australia el trío, a Fer González con música de mariachi, a Víctor Correa, Jared; Primer plano y al grupo Meraki.

 

Cabe destacar que César Alejandro sorprendió con su estilo sensual y dinámico, ambientando el espacio  con temas de sus ya tres CD como: Lo estás haciendo muy bien, Conmigo, Fantasmas, Se me antoja y Al final. Excelente tarde-noche musical para poder conocer el inmenso quehacer musical en eterno desarrollo del talento de tantos músicos que hay en Aguascalientes. ¡Enhorabuena, y que venga el cuarto encuentro esperando se pueda difundir a más público!

 

Giselle

IMG_0274

Después de un retiro por parte de la OSA (Orquesta Sinfónica de Aguascalientes), se abrió la segunda temporada del año con el famoso ballet Giselle, en honor a junio (mes de la danza) y a la memoria del maestro George Berard, el maestro querido que formó -cuando menos- cuatro décadas de bailarines en nuestra ciudad.

 

La obra con música de Adolphe Adam (1803-1856), desde su estreno se considera obra maestra absoluta del teatro, de la danza, del Romanticismo. Fue estrenada en 1841 en la Ópera de París constituyéndose en pieza pura y fundamental de la danza clásica, tanto por el tratamiento de los ideales románticos como por el empleo de la más refinada técnica teatral del siglo XIX.

 

La obra se compone de dos actos, en  el primero, Giselle es cortejada por Albrecht (duque de Silecia) e Hilarión un guardabosque. Sin embargo, Giselle desconoce la identidad de Albrecht. La corte del príncipe de Courtland, regresando de una cacería, hace un alto en el camino en la casa de Giselle para comer y beber, Bathilde la hija del príncipe y prometida de Albrecht se impresiona por el encanto de Giselle y se hacen confidencias sobre sus amoríos sin saber ninguna de las dos que ambas aman al mismo hombre. Hilarion aprovecha la ocasión para desenmascarar al duque, Giselle destrozada por el engaño, muere de dolor. En el segundo acto, Myrtha, la reina de los espectros (willies), vive en el bosque y cementerio. Giselle al morir padece la maldición eterna de bailar y bailar durante toda la noche, tanto Hilarión como Albretch visitan la tumba e Giselle cayendo en la trampa de Myrtha, quien obliga a que dancen hasta matarlos, sin embargo, el amor de Giselle logra hacer sobrevivir a Albrecht hasta el amanecer cuando los espectros desaparecen junto a Giselle.

 

Hay que reconocer el esfuerzo de la escuela de danza para el montaje de esta obra, donde el vestuario y escenografía fue bastante adecuado, sin embargo, los intérpretes hidrocálidos, demasiado jóvenes, aún no han logrado la madurez escénica y técnica requerida para la adecuada interpretación de este hermoso ballet. Los papeles principales correspondieron a bailarines invitados: Giselle (Aranza Castrejón) y Albretch (Carlos Cervantes). En contraste, la orquesta, en definitiva, ha madurado al interpretar bajo diversas batutas, en este caso la de José Areán, quien logró un excelente trabajo. Cabe destacar que el solo de viola de la maestra Dalhia Leyva Jones creó uno de los momentos más estético y profundos de la función.

 

CURSOS ARTÍSTICOS Y COMICTLÁN

Por Diana Arzola

 

Cursos artísticos de la UAA

 

En punto de las 8:30 horas comenzaron las presentaciones de los cursos humanistas de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) en el Auditorio Ramón López Velarde. El programa constó de siete escenas y dos monólogos.

 

Iniciaron los monólogos: el primero de ellos relataba los viajes del abuelo, así como su vida; el segundo narró la historia de un break y todo lo que conlleva una ruptura amorosa, desde los consejos de los amigos, el proceso y las idas al psicólogo.

 

En cuanto a las escenas, la primera de ellas fue un fragmento de una comedia titulada Mi fino y gentil amigo, escrita por Norma Román Calvo, que nos aborda el tema de un juez que está teniendo una aventura con una señora del pueblo, pero él es demasiado recatado, incluso le roban la cartera o al menos eso cree él. La segunda escena se tituló: La pecera, pieza escrita por Yolanda Dorado, donde presenciamos una entrevista de trabajo demasiado estricta hasta el punto cúspide en que uno de ellos colapsa de tanta presión.

 

La tercera fue una escena dramática llamada La confesión, donde un ex seminarista visita al sacerdote para recordarle la historia de amor que vivieron mientras eran seminaristas. La cuarta es una comedia llamada La miseria, de Emilio Carballido, donde vemos a una pareja pelear a plena calle y una señora que pide dinero constantemente, mientras la pareja se saca sus trapos al sol afuera del restaurante.

 

La quinta fue una pieza titulada Inseminación artificial, de Tomás Urtusástegüi, en la que una pareja de chicas están emocionadas por el embarazo de una de ellas, por saber qué será su próximo hijo, celebran y terminan bailando y besándose. La penúltima es una escena dramática con el nombre De la calle, de Jesús González Dávila, y que sucede en un prostíbulo, donde el señor Gregorio lleva niños para que su prima los tenga limpios y bañados, sin duda, la escena más fuerte de la presentación.

 

Y para cerrar con broche de oro, El espejo, de Emilio Carballido, en la que contemplamos todo lo que es capaz de hacer una mujer para cubrir su infidelidad delante de su marido, y que va desde mentirle hasta decirle que está loco o que alucina.

 

Comictlán  2017

 

El pasado sábado 3 de junio del 2017 se llevó a cabo la Convención de videojuegos, animé, cómic y mucho más en la ciudad de Aguascalientes, en el salón de convenciones del Hotel Medrano, la cual contó con la participación de grandes invitados, entre ellos: los creadores de animación de Vete a la Versh, Cristóbal Orellana, J Den y D Ian.

 

Los ponentes fueron muy aplaudidos mientras daban la conferencia y respondían preguntas de los fans, asimismo, interactuaron con ellos subiéndolos al escenario y teniendo diversas dinámicas donde el público aplaudía y aludía a sus ídolos. Después pasaron a la firma de autógrafos que recorrió todo el lugar, seguido de las coreografías en grupo, así como de diversas actividades con invitados especiales y más competencias, tanto en videojuegos como en otras áreas.

 

Esto fue un poco de lo que se vivió durante la convención, en la cual la gente seguía asistiendo conforme avanzaban las horas. Sin duda, un evento importante para todos aquellos que forman parte de ese mundo.

 

ALGO DE POESÍA

Por Ignacio Velázquez

Henri Michaux

Henri Michaux

El poeta y pintor francés Henri Michaux (1899–1984) influyó de manera determinante en la estética y el pensamiento de los poetas y artistas de nuestro tiempo. Desde sus primeros escritos en 1922 hasta sus grandes libros en los que aborda sus experiencias con las drogas entre 1956 y 1966, o en los últimos de tono más sosegado, su escritura se despliega en un torbellino de folletos y libros de artista, signo -si no síntoma- de la dispersión y fragmentación desesperadas que constituyeron su ritmo propio. Su estatura literaria nunca se vio disminuida por su carácter secreto, que acrecentó el enigma de su personalidad. Su correspondencia inédita, Donc c’est non (Así que no), con figuras intelectuales como el escritor Jean Paulhan o los editores Gaston y Claude Gallimard, y Jean–Jacques Pauvert, muestra su escritura implacable y exasperada, que se negaba a todo compromiso o complacencia.

Mi vida

Te vas sin mí, vida mía.

Ruedas.

Y yo todavía espero dar un paso.

Llevas la batalla hacia otra parte.

Me abandonas así.

Nunca te he seguido.

No veo claramente tus ofertas.

Lo poco que quiero, nunca lo traes.

A causa de esa falta, anhelo tanto.

Tantas cosas, casi el infinito…

A causa de ese poco que falta, que nunca traes.

 

Vejez
¡Noches! ¡Noches! ¡Cuántas noches para una sola mañana!
¡Islitas dispersas, cuerpos de fundición, costras!
¡Miles de nosotros se acuestan en la cama, fatal desenfreno!
Vejez, veladora, recuerdos: arena de la
melancolía.
¡Aparejos inútiles, lento desmontarse!
¡Así que ya nos echan!
¡A empujones! ¡Salir a empujones!
Plomo del descenso, con niebla a la espalda…
Y la pálida estela de no haber podido Saber

La muchacha de Budapest
Tomé sitio en la niebla tibia de un aliento de muchacha.
Me fui, no dejé mi sitio.
Sus brazos no pesan nada. Se los encuentra como el agua.

Lo marchito se esfuma en su presencia. Solo sus ojos quedan.
Largas y hermosas yerbas, flores largas y hermosas crecían en nuestro campo.
Obstáculo tan leve en mi pecho, cómo te apoyas ahora.
Te apoyas tanto, ahora que ya no estás.

 

Fuente 1; http://el-placard.blogspot.mx/2010/10/poemas-de-henri-michaux.html

Fuente 2; http://elfuegoylafabula.blogspot.mx/2012/02/poemas-de-henri-michaux.html

Fuente 3; http://sclaberinto.blogspot.mx/p/lectores-no-publicos.html

LA FAMILIA AGUILAR CONQUISTÓ A SU PÚBLICO DURANTE LA FNSM

Texto y foto por Clara Martínez

 

 pepe

La Monumental Plaza de Toros de Aguascalientes se abarrotó a inicios de mayo para recibir a uno de los intérpretes de la música mexicana más carismático: Pepe Aguilar, compositor, músico y productor mexicano, quien con su mariachi y banda, deleitó con su repertorio al público que permaneció efusivo durante las tres horas que duró el concierto.

 

Ataviado con su traje de charro, Pepe Aguilar interpretó infinidad de canciones que fueron coreadas por la concurrencia y, en su caso, hasta bailadas por otros tantos. Junto con sus hijos Ángela y Leonardo, dieron una muestra del talento de la familia Aguilar, heredada de Antonio Aguilar y Flor Silvestre, a quienes también se les recordó durante el concierto.

 

Con extraordinarias voces, la pequeña Ángela, con tan solo 13 años, entonó junto con su padre la esperada canción de Prometiste, así como su más reciente sencillo: Como tu sangre en mi cuerpo, que habla de la hermosa relación entre padre e hija. Por su parte, con 17 años, Leonardo se adueñó del micrófono y con mucha gracia cautivó a su público quien se sorprendió gratamente.

 

Fue una noche llena de alegría, amor, desamor, mexicanidad, ritmo, recuerdos, magia.

 

ANTOLOGÍA DEL BAILE FLAMENCO

Texto por Jassive Martínez

En el bello Teatro Morelos, el pasado 6 de mayo, disfrutamos de la estética y la intensidad de los bailes flamencos presentados por el Grupo Triana.

Las jóvenes bailarinas lucieron hermosos trajes flamencos, de diversos colores y texturas. La mayoría de los bailes fueron acompañados por música en vivo, lo que resaltaba lo emotivo del evento.

La velada fue agradable, apreciamos distintas piezas de baile y música que nos representaban diferentes momentos de la historia de la danza flamenca, cada una con su propia originalidad, sus aires gitanos y la fuerza, pasión y energía que transmite este tipo de música y baile.

Esta presentación estuvo dentro de las actividades culturales programadas dentro de la Feria Nacional de San Marcos 2017.

ALGO DE POESÍA

Texto por Ignacio Velázquez

Imagen de Internet

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2006/02/26/sem-cedeno.html

juan fulfo

José Cedeño

La poesía en Rulfo

Había una luna grande
en medio del mundo.
Se me perdían los ojos mirándote.
Los rayos de la luna
filtrándose sobre tu cara.

No me cansaba de ver
esa aparición que eras tú.

Suave,
restregada de luna;
tu boca abullonada,
humedecida,
irisada de estrellas;
tu cuerpo
transparentándose
en el agua de la noche.

¿No es la poesía el arte literario en donde el sonido y el ritmo se conjugan para emanar de ellos un sinnúmero de reflexiones y de imágenes? ¿Dónde radica esa diferencia entre el lenguaje cotidiano y el poético?

Jakobson ya hacía esta diferencia entre las funciones del lenguaje, y reconoce esa línea que divide el discurso poético del habla cotidiana: “la poesía es el lenguaje en su función estética”. Esa diferencia que radica, principalmente, en desdoblar el significado de las palabras, combinarlos, y emerger de ellos verdades ambiguas, incluso con interpretaciones personales.

Y aunque, normalmente, los narradores tienden a seguir la forma cotidiana de hablar para dedicarse solo a contar, existen casos extraordinarios que se niegan a despegarse de este redescubrimiento del lenguaje, en donde, al mismo tiempo, se aspira a jugar el juego de la música. Este es el caso de Juan Rulfo.

… Y la tierra es empinada.
Se desgaja por todos lados
En barrancas hondas,
De un fondo que se pierde
De tan lejano.

Dicen los de Luvina
Que de aquellas barrancas
Suben los sueños;
Pero yo
Lo único que vi subir fue el viento,
En tremolina,
como si allá abajo
lo tuvieran encañonado
en tubos de carrizo.

Partiendo de la premisa de que la poesía tiene el sonido y el ritmo como elementos fundamentales para su discurso, no podemos negar que esa es una de las riquezas de la voz de Rulfo. Él habla y en su discurso los sonidos y el ritmo fluyen autónomos para después convertirse en imágenes poéticas imborrables:

Cae una gota de agua,
grande, gorda,
haciendo un agujero en la tierra
y dejando una plasta
como la de un salivazo.

Cae sola.

Nosotros esperamos
a que sigan cayendo más.

No llueve.

El ritmo es, sin duda, ese gran motor en la narrativa de Rulfo. Recuerdo la primera lectura que hice de El llano en llamas y aún suenan como un tambor, sobre mis oídos, textos que no dejan de emitir sus pasos, que se desdoblan uno tras otro: palabras que sueñan con llegar a Talpa y no se detienen sino con la muerte de Tanilo (eso sí, recomiendo escuchar la versión de voz viva hecha por el propio Rulfo con ese acento serrano en busca de sobrevivir).

Algún día llegará la noche.
En eso pensábamos.
Llegará la noche
y nos pondremos a descansar.
Ahora se trata de cruzar el día,
de atravesarlo como sea
para correr del calor y del sol.
Después nos detendremos.
Después.
(…)

Ya descansaremos bien a bien
cuando estemos muertos.

O ese ritmo en Macario, en donde emergen frases una tras otra, semejando el salto de las ranas que Macario espera para darles muerte.

Las ranas son verdes
de todo a todo,
menos de la panza.
Los sapos son negros.
También los ojos
de mi madrina son negros.
Las ranas son buenas
para hacer de comer con ellas.
Los sapos no se comen;
pero yo me los he comido también,
aunque no se coman,
y saben igual a las ranas.

El uso ingenioso de los verbos que hace Rulfo, repitiéndolos frase tras frase, provocando un ostinato rítmico (en el caso anterior el verbo “ser” que da color a las ranas, a los sapos y a los ojos de Felipa, la madrina de Macario). Es como si Rulfo clavara los verbos a puñaladas hasta asegurarse que la sangre que se derrama los contiene:

Hay aire y sol,
hay nubes.
Allá arriba un cielo azul
y detrás de él
tal vez haya canciones;
tal vez mejores voces…
Hay esperanza, en suma.
Hay esperanza para nosotros,
contra nuestro pesar.

En este trozo de Pedro Páramo, Rulfo utiliza el “hay” como un verbo que termina convirtiéndose en un lamento, en un aye, en un ¡ay! Un lamento del que está hecha toda su obra: desde los lamentos venidos de los muertos hasta los que producen los vivos en busca de esta esperanza.

Es este ritmo que utiliza Rulfo, y que se combina con el encuentro de las imágenes y las metáforas, el que hace que los murmullos se conviertan en frases canoras en las que podemos descubrir, siempre que lo hagamos, una nueva lectura.

Sintió que su mano izquierda,
al querer levantarse,
caía muerta sobre sus rodillas;
pero no hizo caso de eso.
Estaba acostumbrado a ver morir
cada día
alguno de sus pedazos.
Vio cómo se sacudía el paraíso
dejando caer sus hojas:
“Todos escogen el mismo camino.
Todos se van.”

Es el final de Pedro Páramo y Rulfo deja caer primero la mano de Pedro Páramo, y enseguida amplía esa imagen a las hojas del paraíso que caen y entonces metaforiza esa caída para desdoblarla en una desesperanza universal.

Y es que allá
el tiempo es muy largo.
Nadie lleva las cuentas de las horas
ni a nadie le preocupa
cómo van amontonándose los años.
Los días comienzan y se acaban.
Luego viene la noche.
Solamente el día y la noche
hasta el día de la muerte,
que para ellos
es una esperanza.

DESDE EL PALENQUE

Texto por Diego Figueroa

Julión Álvarez

Para concluir las actividades del palenque, en la pasada edición de la Feria Nacional de San Marcos 2017, le tocó cerrar al cantante Julión Álvarez, y quién mejor que el ex integrante de la Banda MS. Sin muchos planes a largo plazo, Julión Álvarez señalaba que quiere seguir adelante, consolidándose como uno de los mejores artistas del género Norteño-Banda, manteniéndose para así lograr muchos proyectos por delante.

julion alvarez

Sus fans comenzaron a llegar desde muy temprano, esperando el espectáculo para cantar y gritar sus canciones, así como bailar y tomar fotos y videos del show. Pasadas las doce de la noche comenzó el concierto, y cuando salió el cantante la ovación no se hizo esperar con temas como El ausente, Y fue así, El envase, Y tú, A dónde quiera que vaya, ¡siendo algunas de las canciones que deleitaron a su público!