Categoría: Entrevistas

PONLE JESÚS AL NIÑO

Por Julieta Orduña

 ponle

Cada año en estas fechas aparecen en cartelera de redes sociales varias pastorelas con diferentes enfoques, claro sin perder lo esencial el bien vs el mal, una de ellas que me sorprendió por la duración que ha tenido y sigue vigente es Ponle Jesús al niño que aproximadamente lleva más de 1000 funciones. Inició en la Ciudad de México, y la compañía Francisco Wagner la trasladó a Aguascalientes, aquí casi cumple 100 representaciones. Sus directores decidieron que fuera apreciada por más personas y decidieron montarla en el Foro La Saturnina en su concepto de teatro-cena y les funcionó muy bien. En entrevista varios del reparto dan sus impresiones acerca de su trabajo en esta puesta escénica.

 

Belén Cedillo (Personaje/Ángel)

“Es nuestra pastorela chiqueada porque en Aguascalientes van más de 50 representaciones” y estamos celebrándola en un nuevo foro llamado La Saturnina. El plus que tiene esta puesta son los personajes del cine mexicano que es Pedro Armendáriz, la Doña-la india María y algunos más actuales como Albertano, doña Lucha. Quisimos mezclar lo que a muchos les tocó ver en la televisión y mezclar el pasado con el presente y hacer algo novedoso”.

¿Qué te deja tu personaje?. “A la vez que es dulzura, ternura, también tiene su otro lado rudo y mezclar estos caracteres hacen un personaje típico pero diferente en una pastorela”.

 

Fernando López (Personaje /Resortes)

“Desde hace aproximadamente dos años que conozco a la familia Pacheco y me hicieron favor de invitarme como actor para completar su cuadro para esta reposición”.

¿En quién te inspiraste de los personajes? La idea era que fuera Resortes, pero me está costando trabajo, nunca había intentado imitar a alguien, pero al menos el personaje hace reír. Esta pastorela está simpática desde el punto de vista que no es tradicional y tiene la peculiaridad de tener algunos personajes del cine nacional y no se le falta el respeto a la historia”.

¿Tu opinión acerca de las pastorelas actuales?. Desafortunadamente se dejó de sembrar durante muchos años con los jóvenes y niños este tipo de tradiciones y es muy difícil ahora hacer que la gente las vea. Es una tradición sobre todo religiosa y en estas épocas se ha venido desvaneciendo, siempre ya es la fiesta, la comida, pero la reflexión espiritual como que ya no está de moda y presentar una pastorela tradicional y cobrar quizá ya no les funcionaría”.

 

Iris Flores (Personaje/ La India María-Dolores del Río)

“La pastorela inició en el año 1991, es de la autoría de Edgar Flores, bailarín y actor de la Ciudad de México. quien hace esta obra bajo el seudónimo de Cruz Candelas, es un excachún rara. Nosotros la hemos estado retomando con muchos elencos desde México y hasta ahorita y la obra sigue vigente en el gusto del público, le tenemos un cariño inmenso. Tiene la peculiaridad de tener personajes del cine mexicano, empezó con los clásicos del siglo de oro y actualmente le hemos estado haciendo modificaciones con respecto a la contemporaneidad. Antes el personaje de Albertano era el Pichi y María de todos los Ángeles antes era Chachita. Mi personaje es una combinación ya que está pensada en Dolores del Río, pero finalmente con la farsa pues termina siendo una India María. Yo creo que ya llegamos hasta las 1000 representaciones desde 1991 a la fecha, en Aguascalientes llevamos unas ochenta. Es tan noble este trabajo que a veces no los piden las escuelas en esta temporada”.

 

Omar Pacheco Jr. (Personaje/Albertano)

“Mi personaje de Albertano es un personaje del cual se identifica la gente por el personaje que simpatiza a todas las edades. En la pastorela los personajes son del cine mexicano y yo propuse a Albertano. Tengo como cinco años actuando en esta pastorela. Cuando los jóvenes escuchan este género están pesando las que se hacen en las escuelas, pero no deja de ser una puesta escénica, una obra teatral independientemente de la religión que se tenga. Ésta tiene chascarrillos, humor mexicano, no le quita nada de profesional, al contrario”.

 

Omar Pacheco (Personaje/ Pedro Armendáriz)

“Es una tradición de la compañía de la Wagner, cada año presentarla con un toque distinto relacionado con una cuestión política o social. En esta ocasión estamos en el Foro La Saturnina, acercándonos un poco al centro. Esta obra es muy noble, empezando porque la historia no es la misma, no son los pastores que andan buscando donde está el niño, ésta se adapta la historia y los personajes son del cine mexicano”.

Sin duda, cada uno de los personajes le dan una peculiaridad a un género que se resiste a morir, uno de los directores y dramaturgo que siempre ha abogado por que esta tradición escénica no muera es el maestro Miguel Sabido: “ Lamentó que la pastorela vaya cayendo en desuso y se Pretenda ser substituida por cosas ajenas a nuestra cultura, sin embargo todavía las pastorelas buscan ser atractivas para que no se pierda esa tradición mexicana”[i].

 

Ponle Jesús al niño tendrá su última función este sábado 15 de diciembre a partir de las 9pm en el Foro La Saturnina.¡Nos vemos en el teatro! 

[i] https://desdelafe.mx/arquidiocesis/miguel-sabido-el-gran-impulsor-de-la-pastorela-mexicana/

LA TÍA MARIELA

Por Julieta Orduña

tia

Las anécdotas familiares pueden ser un buen pretexto para contar historias y fue el caso de la Tía Mariela, escrita por la dramaturga yucateca Conchi León y dirigida por el aguascalentense Francisco Franco, ambos unen sus talentos y se realiza esta puesta en escena presentada en la Ciudad de México, el elenco contempla tres mujeres, Conchi León, Monserrat Marañón y en el personaje de Jesusa intervienen Regina Orozco o Alejandra Ley.

Conchi León, dramaturga que ganó fama nacional e internacional por Mestiza power ha visitado en varias ocasiones nuestra ciudad: “Es muy especial para mí, yo venía en mis épocas de estudiante de teatro en Telón Abierto que era un proyecto maravilloso para el público joven y asistí a tres ediciones, después he venido a dar funciones, talleres, pláticas y el año pasado me reencontré con Francisco Franco y planeamos hacer esta obra juntos, por lo regular vengo cada año a Aguascalientes.

Las historias de las 12 tías que dieron de qué hablar en una familia conservadora es el eje temático de esta puesta: “Esos secretos de la tía que se embarazó del cura y qué no se dice y qué es incómodo hablar de esas cosas de la iglesia, la tía que el marido le baja toda la lana, la tía que el marido la pone a trabajar y a trabajar para hacerse más rico, la tía que la quiere transformar el marido, ya que es indígena y la empiezan a vestir como mujer de ciudad. Todo eso está ahí metaforizado porque la verdad si lo dijéramos tal cual es sería muy doloroso (…) por fortuna siempre vamos a tener el humor que nos va a salvar y nos hace reír y acordarnos de manera agridulce de nuestra familia. A mí me molesta mucho que las mujeres tengamos secretos por vergüenza, muchas mujeres violentadas se callan por vergüenza y ellas no deben tenerla. Vergüenza deben tener los que nos agreden y los que nos violentan y van ahí por el mundo como si no hicieran nada y se encuentran a otra mujer y lo vuelven hacer.

 

Por su parte Monserrat tiene un personaje privilegiado, Jesusa quien es la sobrina que atesora todas las anécdotas de las tías: “A ella le interesa preservar esta tradición oral, de contar y revivir las historias de su familia, es un personaje muy lindo y es un reto actoral porque hay mucha narrativa y todo el tiempo hay que estar evocando imágenes y trayéndolas”.  Aunque es una gran experiencia ha sido agridulce pero arropada por un gran equipo: “Francisco la dirige de tal manera que sea muy atractiva y vistosa, emocionante, movida, el texto en sí es muy divertido, aunque son historias muy duras”.

La chispa y la voz que le da a la obra es la actriz y cantante Alejandra Ley quien realiza interpretaciones musicales en varios actos de la puesta y encantada de tener esta oportunidad de estar en el teatro: “Yo siempre que puedo hago teatro, necesito mínimo una vez al año hacerlo sino mi corazoncito se empieza a apachurrar o bien hago stand up que es muy parecido por la retroalimentación del público. Cuando hago cine o televisión es muy lindo también el reconocimiento, pero no hay nada como algo inmediato por lo que si procuro hacer mucho teatro y si no hay me lo invento”.

Sin duda, Conchi León es la dramaturga que hace que el teatro viva a través de su poesía y narrativa yucateca:” Conchi León tiene un don para acomodar las palabras y los sonidos, porque fonéticamente suena hermoso y tener la oportunidad y el honor como actriz de interpretar un texto suyo, me siento tocada por Dios. Es muy fuerte y profundo lo qué dice, pero a la vez de una manera tan suave, entra despacito en tu corazón y cuando te das cuenta escuchaste algo profundo. Nunca había trabajado con Monserrat y Conchi es una de las plumas más poéticas que tenemos en este país”, señala Alejandra Ley.

 

La tía Mariela, montaje sublime, evocador de imágenes y recuerdos, con tintes de humor y sarcasmo, fue un intercambio del XLVI Festival Internacional Cervantino, se presentó con dos funciones los días 1 y 2 de noviembre en el Teatro Morelos.