CONCIERTO SABATINO Y JAMM SESSION EN EL STALLWORTH. X ENCUENTRO DE JAZZ

Texto y fotos por Ana Leticia Romo García

A punto de terminar esta linda semana esperada para todos los amantes del jazz, el sábado tocó el turno al grupo de Zacatecas Zitrus quienes realizaron diversas formas de interpretación del jazz, tal fue el caso de jazz mezclado con música clásica como fue el caso de las danzas húngaras de Bela Bartok, otras veces jazz latino e incluso simplemente interpretando a los grandes como el caso de Spain de Chick Corea. Música suave, con flauta, batería, requinto y bajo.

Siguió el turno del grupo de Guanajuato Gato Negro, un trío que se especializa en gipsy-jazz con  temas antiguos de los 30-40 y una que otra interpretación de su autoría como fue el caso de La bola. Los temas están grabados en su último cd “Gato negro Tierra de arcilla”.

Por último, para terminar la sesión, los grupos se anotaron en la lista para hacer la Jamm Sesión, iniciando con el quinteto de maestros con temas de su autoría.

Y todo este fabuloso esfuerzo lamentablemente se ha visto mermado por el pésimo comportamiento de algunos de los presentes que asisten a los conciertos, aunque en realidad no van a escuchar música, sino van beber, ligar, platicar, o reírse a carcajadas durante toda la sesión (aun cuando se les solicita bajen el volumen) importunando a los vecinos amen de la falta de respeto hacia los músicos, cosa que ha sucedido tanto en el Víctor Sandoval como el sótano Stallworth.

Eso verdaderamente requerirá considerarse por parte de los organizadores para implementar alguna estrategia a fin de invitar a desalojar la sala a esos “indeseables” en caso de alguna queja. Es muy triste ver como los mejores esfuerzos por ofrecer lo mejor de la cultura se pueden ir al traste por públicos que desconocen cómo comportarse en eventos públicos. Hasta dan ganas de hacer firmar a los comensales algún documento a manera de advertencia (y de paso que sirva para ir educando) en donde acepten tener un buen comportamiento y en caso de no cumplir ser sancionados de alguna manera además de ser desalojados. Con tanta falta de civilidad, se hace inminente tener guardias que mantengan el orden, un buen indicador de por qué seguimos siendo un país de tercera.

Visitado 2 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...