EL RETABLO DEL SEÑOR DE LAS MARAVILLAS

Por Mariana Jano

Esta es la temporada del  México alegre, donde los dioses y los mortales se dan cita en un pesebre, preludio de la aparición divina que conmueve como dogma de fe. Sí es el tiempo de la gran variedad de pastorelas, ponche y nochebuenas.

¿Inocentes o tarugos? A los pastores se los bailan, verdades dolorosas, valores inamovibles, arrepentimientos y hasta buenas intenciones, que se recuerdan o subrayan en las fiestas decembrinas.

Vamos otra vez, tras Jesús, María y José. Señalan diablos en esta ocasión, en El Retablo del Señor de las Maravillas, bajo el libreto y dirección de Pablo Zuack.

Quizá el título le recuerde a la obra de Cervantes: El Retablo de las Maravillas,  considerada como la obra maestra del género del entremés;  que se ubica en un pueblo español y esto seguramente porque Zuack toma dos personajes cervantinos: Canfalla y Chirinos, uno el dueño del retablo… Un retablo que se materializa y luce a la mitad del escenario como parte de la escenografía en el foro Off Spring.

¿Por qué hacia lo español? Recordemos que la pastorela –según Sebastián Verti- como género escénico y literario, tuvo sus raíces en el Teatro religioso español, tan en voga en el siglo XVI por haber sido  utilizada y por los misioneros como instrumento para la evangelización.

¡Oh Dios! Se buscan y aquí vamos otra vez con la pastorela tras Jesús, María y José. ¿Dónde estarán? El diablo intentará averiguarlo soltando dinero a los pastores quienes más adelante incluso caerán en un trance, mientras el ingenioso dramaturgo los sabe esconder…  Juegos de diablos y pastores bajo los limpios trazos del director; no en vano  Zuack ganó hace diez años el Premio Nacional de Pastorela por la Universidad Autónoma de Nuevo León y recién le entregaron la primera edición del premio San Gines 2019, por sus diez años de éxito, premio que  constituyó el dramaturgo, actor y director Arturo Amaro.

Con Brisa Carrillo, Dan Segura, Hans Briseño, Kin Bauren, Adriana Enríquez, Arturo Amaro, Miguel Enrique, Esperanza Morettt, Orlando Santana y Aarón Ida, esta pastorela El retablo del Señor de las Maravillas invita al encuentro de una noche con ponche calientito en mano, cortesía de AO Media producción a la entrada del teatro, la invitación quedó en sus manos para la última representación el próximo día 15 de diciembre donde una canción nos acerca “Vamos pastores, vamos; vamos a Belén”.

Visitado 30 veces, 1 hoy.

Moderador AE

Webmaster de AEscena

También te podría gustar...