INSANIA

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

Entre las múltiples funciones que tiene el cerebro, está la mente que se encarga de todos nuestros pensamientos. Esta función está activa en todo momento. Si estamos realizando alguna acción específica, como estudiar, trabajar, hablar, bailar, jugar o cualquier otra cosa, el pensamiento se enfoca en la acción que corresponda. Cuando dormimos, tenemos sueños. Mientras estamos solos, realizando quehaceres que no requieren de concentración porque son mecánicos, o en relajación, la actividad de nuestra mente continúa cual si fuera una voz o varias voces internas. Es cuando urdimos un plan, dialogamos con nosotros mismos o simplemente echamos a volar la imaginación y podemos sentirnos cualquier personaje real o ficticio.

Esta temática de las voces internas es la que aborda el dramaturgo Javier Acosta en Insania. Conforme al diccionario, la definición deInsania es locura, es decir, trastorno o perturbación mental, sin embargo, el autor no alude a este tipo de trastornos, sino que se refiere a dejar salir las voces internas y que éstas sean audibles. Si acaso los extraños pudieran escuchar lo que pensamos, ciertamente nos considerarían dementes. Así que en realidad se trata de una metáfora, como lo describe la sinopsis de Insania: «Todos tenemos una voz interior, o varias. ¿Qué pasa cuando se revelan y salen al exterior?… Insania, perdiendo el control. Cuando la mente y el corazón se unen, se puede volar«.

Para escribir el texto deInsania, Javier Acosta se adentra en el universo femenino, a fin de captar su esencia y narrar pasajes en la vida de Mariana. En escena aparecen dos mujeres, cuyos nombres no sabremos, pero ambas hablan de Mariana. Podrían ser los alter ego de Mariana, porque la conocen como si fueran ella misma. Sólo están acompañadas por un dummy que hace las veces de algún personaje alterno. Ambas muestran preocupación por Mariana, hablan de su apariencia, de su comportamiento, de lo que le gusta, de cómo se viste, de si come bien o mal, de arreglo personal, su apariencia, al mismo tiempo que hacen referencias a seres que han sido relevantes en la historia en diversos ámbitos, incluyendo bíblicos o mitológicos, así como a personas que están en el entorno de Mariana, sean familiares, amigos, amores, conocidos, compañeros o empleadores, y hasta a algún animal. Se mencionará a Circe, Perséfone, Afrodita, Adán y Eva, Antonio (el hombre de su vida), Odiseo, los abuelos, el gordo Hernández, el ingeniero Miguel y varios más. Los personajes son tan diversos como los temas de su plática: algún baile, «juguetes olvidados«. Una de las mujeres afirma que: «en cada ser humano habita un ser humano carente de moral«,  el «despertar a las perversiones«; aseguran que para el gordo Hernández «la empresa es su vida«, o comentan que: «su cerebro se hizo humo en los últimos días«, al igual que se imaginan «una cafetería postmoderna con área para fumadores«.

La labor de dirección por parte de Aleyda Gallardo fue brillante. Aleyda hizo gala de la experiencia que le dio su vasta trayectoria como actriz de cine, teatro y televisión, así como de directora teatral, al realizar un trazo escénico diversificado y ameno. Aplicó el rigor para sacar a flote las habilidades histriónicas de su elenco. Trasladó el texto a escena en forma consistente y lo adornó con una corporalidad variante y visualmente estética. Con acierto entrecruzó el melodrama con la farsa. Aprovechó a fondo tanto el espacio como los pocos elementos escenográficos que se utilizaron. La acción fue continua y dinámica, en tanto que el ritmo fue preciso.

Lita César y Sandra Galeano ofrecieron un notable desempeño histriónico, corporal, vocal y expresivo, así como un coordinado trabajo en equipo. Ellas se adueñaron del escenario, interpretando a todos los personajes que abarca el relato, dándoles voz, sean mujeres u hombres, con acertadas dicción y modulación, además de la amplia gama de matices que emplearon.

La producción, diseño de vestuario, iluminación y escenografía fueron de Turrún Tun Tún Producciones. La escenografía estuvo conformada por unos cuantos muebles, los implementos escenográficos fueron funcionales. El vestuario estuvo bien confeccionado, consistió en dos vestidos frescos, modernos y otros dos vaporosos y largos, los cuatro en la misma tonalidad: marfil; los accesorios fueron vistosos. La elaboración de la escenografía fue de Gabriel Martínez. El diseño y elaboración de dummy fue de La Hora César & MACS. El diseño gráfico fue de Mak César. Insania fue presentada por Foro Contigo América.

El público que acudió a ver Insania se olvidó de las dificultades cotidianas para tomarse un tiempo en visitar a Mariana, quien nos recibió gustosa y les compartió sus pensamientos y su sentir, a ratos conmovió, en otros hizo pensar y en muchos provocó risa franca y espontánea. El entretenimiento estuvo garantizado. Un montaje bien realizado, acertada dirección, emotivas actuaciones y un comprometido equipo. Fue loable el esfuerzo que hicieron al sortear todas las dificultades que implicó para un grupo independiente presentar un buen producto teatral.

Insania acaba de culminar su primera temporada en el Foro Contigo Américade la calle de Arizona, en la Ciudad de México, con gran éxito de taquilla. Es probable que haya una segunda temporada para el año entrante.

Visitado 11 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...