MACARIO

Texto y fotos por Ana Leticia Romo García.

Las buenas historias nunca pasan de moda, como es el caso de Macario de Bruno Traven donde un indígena es regalado por su mujer con un pavo para que pueda vencer el hambre y devorarlo el solo, sin compartir con nadie, ni siquiera sus hijos. Así, Macario se va al cerro a deleitarse con su comida cuando la muerte le pide que le comparta la mitad, asustado, Macario tiene que acceder, sin embargo la muerte le recompensa regalándole un guaje con el agua de la vida, la cual con una sola gota, recupera la salud siempre y cuando la muerte no se encuentre en la cabecera del enfermo. Macario se hace famoso por sus poderes curativos hasta que el moribundo hijo del virrey no puede ser curado pues la muerte se encentra en la cabecera. Sin embargo, Macario temiendo al virrey desobedece, huye al campo y encuentra la muerte quien lleva a Macario a su gruta mostrándole los millones de velas que representan a cada alma. Macario pregunta por la de él y ve que su flama se extingue.

La puesta en escena a cargo de los grupos Raíz Laboratorio Escénico y Diletantes Teatro, se realizó con diversos tipos de marionetas además de usar la danza como elemento básico del montaje. Una linda obra que logró atrapar al público presente reunido con motivo del 25 aniversario del Centro Cultural Los Arquitos, ¡feliz cumpleaños y que vengan muchos más.

Visitado 35 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...