“MIRA NADA MÁS LO QUE HAS HECHO CON TU VIDA…”: TÍA NELA

Texto y fotos por Sandra Sánchez Pineda

“Muy temprano descubrí tus torcidas inclinaciones…”, dice la tía Nela en una de las líneas de la obra Tía Nela, la cual se presentó en el Teatro Antonio Leal y Romero de la Casa de la Cultura del 1 al 10 de noviembre pasados. Este montaje fue realizado por el Grupo Teatral del Mtro. Jesús Velasco, bajo la dirección del reconocido maestro.

El texto está basado en un cuento homónimo de Enrique Serna, quien se ha distinguido por ser un narrador y ensayista mexicano preocupado por su entorno y los problemas que de ello derivan. La historia narra la historia de Efrén, quien a la muerte de sus padres es recogido por su tía Nela. Así, crece sintiéndose y actuando diferente, lo cual no es bien visto por su conservadora tía, ni mucho menos por la sociedad poblana tradicional en la que se desenvuelve. Efrén crece y con ello la necesidad de salir y descubrir la libertad de actuar y ser lo que quiere ser, sin embargo, el destino y la sociedad –representada en su tía Nela- no cesan en recordarle que hay esquemas que no están llamados a romperse.

Excelente actuación de Alejandro Juárez como Efrén-Tía Nela, en un monólogo crudo y estremecedor. Sin abusar de la gesticulación, logra introducirnos en el drama y hacernos reflexionar acerca de la crueldad de un ser que debiera amar a su propio sobrino como es y no como quisiese que fuera.

El trazo escénico fue dinámico sin perder el ritmo de la historia. Buena iluminación, sobre todo, para crear contrastes a la hora de señalar la religión de la conservadora dama.

El vestuario: dos vestidos, uno largo y oscuro, muy tradicionalista, con aplicaciones en blanco; el otro blanco, de novia, acompañado de una mantilla del mismo color.

La escenografía muy adecuada: figurines, espejo de vista completa. Excelente idea la del gran carrete de hilo rojo que hizo las veces de silla para el actor, y en la pared grandes patrones y enormes tijeras, éstas no sólo señalaron ser un utensilio del corte y confección de una modista, sino también un símbolo de la forma en que la sociedad destroza a la persona cuando no se le considera dentro de la norma social aceptada.

En suma, una obra que nunca va a perder vigencia y que denuncia lo difícil de vivir en el cuerpo equivocado, así fue Tía Nela, puesta en escena para adolescentes y adultos, y que esperamos vuelva a estar en temporada para que Usted puede apreciarla.

Visitado 7 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...