SIGUIENDO LA FIESTA DE LA 191 FERIA NACIONAL DE SAN MARCOS (23 AL 26 ABRIL)

Texto y fotos por Ana Leticia Romo García

Continuando con los eventos ¡tanto el Templo de San Marcos, Foro del Lago como el Festival de Títeres a todo lo que da! El 23 de abril en la tarde, en el templo de San Marcos, como ya es tradición, se presentaron los Voladores de Papantla, rito totonaca que asombra hasta nuestros días; posteriormente se presentó en la plaza del templo la imagen de San Marcos cargado por sus custodios y anunciando su presencia con el repiqueteo de las campanas.

Posteriormente, en el templo, la interpretación del excelente Quinteto de Alientos Saturnino, compuesto de flauta, oboe, corno, fagot y clarinete con un programa que abarcó desde Mozart, Brahams, Sostachovich, algunos autores europeos modernistas, terminando con una obra  de nuestro compositor Arturo Márquez, ¡una delicia auditiva que se agradece enormemente!

En el Foro del Lago, dos bandas: Blue Nipples, excelente propuesta alternativa independiente, oriunda de Aguascalientes, quienes dieron un excelente concierto donde pusieron alma y todas las ganas, con temas de sus discos La naturaleza bipolar de los mamíferos, Dance of colors y Metonimia. En un horario poco propicio, ya que el sol aún estaba alto y la gente no se animaba mucho a acercarse a la pista, cosa que cambió apenas el sol declinó. Más tarde se presentó la banda jalisciense Disidente, grupo con amplia experiencia, según anuncia su currículum, aunque -a mi humilde parecer- el volumen alto y el rasgueo continuo no es precisamente crear música en contraste con la excelente banda que le precedió, pero en gustos se rompen géneros.

El 24 de abril por la mañana, en el Festival de Títeres se contó con la experiencia y presencia del grupo regiomontano Baúl Teatro, creadores del Museo Casa del Títere, en Monterrey, desde 1992, y eso se notó cuando la función con títere de mano llevó a los pequeños a sentir angustia, felicidad, temor y alegría, según gritaban y aconsejaban a los títeres el Sr. Guiñol, Guillermo su hijo, la mamá de Guillermo, un ratón escurridizo y un diablo en su montaje Guiñol de París, nombre que, por supuesto, creó otras expectativas, pero que logró desde un inicio sorpresa absoluta a pesar de un texto sencillo con mensaje de amor entre padres e hijos. Al finalizar, el actor enseñó a los pequeños a decir Adiós como lo haría un títere (moviendo los dedos pulgar, índice y medio), quienes felices lo lograron sintiéndose orgullosos de su logro.

Por la tarde en el renovado y lindo Foro del Lago: música de Bosnia con el grupo de Goran Bregovic, quien logró prender al público asistente tocando su ritmo gypsy y canto estilo árabe con diversos temas que el público cantaba y bailaba como Belly danza. Su grupo mezcla ritmos eslavos, otomanos y bizantinos con metales cingaron que, en ciertos acordes, recordaban a nuestra clásica tambora, quizá de ahí el éxito rotundo de asistencia e involucramiento por parte de los asistentes.

El 25 de abril, Día de San Marcos, el día festivo inició con el ya tradicional Desfile, el cual tuvo como temática del descubrimiento de América hasta la fiesta de Aguascalientes, por lo que el primer carro alegórico era un cúmulo de instrumentos de navegación (brújula, astrolabio, mapas) para después pasar por diversas escenas de mar (peces, cangrejos, arrecifes, medusas, caballitos de mar y ballenas); luego apareció el bergantín de Colón descubriendo América con sus nativos, frutos y seres extraordinarios hasta que se reconoce  a Aguascalientes como estado libre, y quien inicia con su feria -hace 191 años- con juegos, reinas, peleas de gallos y festival taurino. Por supuesto no podía faltar la presencia charra de diversas bandas escolares y el estado invitado, Tamaulipas, así como los países invitados (Brasil, Guinea, Argentina, Francia, España y Venezuela). Hermoso desfile que además fue engalanado por quitasoles de muchos colores regalados a los asistentes, además de aprovechar la comparsa para hacer campaña de no tirar basura y moderar la bebida.

En cuanto al Festival de Títeres, el grupo Venezolano  Tripitipis con su espectáculo Tacarigua, libro de agua que consistió en describir la historia y costumbres de los ancestros venezolanos antes de la conquista: cómo eran sus ritos hacia la diosa creadora, cómo se comprometían los matrimonios, cómo se iniciaba a los guerreros y a las doncellas, y cómo hicieron alianzas con sus enemigos Caribes para vencer a los españoles, situación que lamentablemente no sucedió.

Por la noche en el Foro del Lago se contó con la excelente presencia de la Big Band de Aguascalientes con un repertorio de mambo, cha cha chá y danzón, además de temas tradicionales de banda, amenizados por las voces de Linda Olmos y José Antonio Ochoa, así como del grupo Cálido Bailongo, quienes en conjunto hicieron la delicia del público que cantó, bailó y admiró la buena música aderezada de buenos bailes de salón y canto. ¡Hermosa velada como las que siempre regala la querida Big Band!

El 26, dentro del Festival de Títeres, se contó con el extraordinario grupo tamaulipeco Ran Rataplan, quienes rescatan tradiciones de su tierra huasteca haciéndola accesible a los pequeños. Ahondando en la representación, también su espectáculo favorece al fomento a la lectura, el respeto a la vida de los animales, a los abuelos y a los libros. Hermosa historia de esperanza hacía aquellos campesinos que nos dan de comer. La función inició con una chica que habló de los libros, de un escritor que hace historias y crea la historia del conejo orejas de nube, quien le temía a todo y cómo logra vencer sus miedos para después proseguir con la leyenda de Los tres mil doscientos soles, que narra cómo un campesino por creer lo imposible es premiado por la luna con naranjas y pedazos de sol. Precioso y conmovedor espectáculo que explica porqué el grupo ha recibido premios y reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Para terminar el día, en el Foro del Lago la actuación del excelente grupo de jazz y caja negra de Pierre Bertrand, grupo que fusiona el jazz con el flamenco y la música oriental, lo que le da un toque único. Blue pepper, Neli, Notre Dame, Amante y varios temas más que componen su nuevo CD fueron presentados al público, donde cada integrante de la banda pudo expresar sus dotes: Pierre con los alientos (sax bajo, sax alto y flauta transversal), Paloma con su voz flamenca y el cajón; Mínino Garay en la batería; Alfio Origlio al piano y el contrabajo a cargo del mexicano Lucas Sánchez. Una deliciosa velada con sonidos inesperados pero armónicos y sensuales.

Así termina este leve resumen de los muchos espectáculos culturales que ofrece la feria en su versión 191. Y acorde a la tradición, ¡Viva Aguascalientes!

Visitado 47 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...