TEATRIKANDO

Por Benjamín Bernal, presidente de la APT

Imagen publicitaria.

El libro de Mormón, es una fiesta teatral

Trajo Alejandro Gou “The Book of Mormon» con actores que Magic Space ha logrado conjuntar para diversión de todos los mexicanos. Sólo anotaré a Steven Telsey y Andy Huntigton Jones que interpretan a Mormon y Moroni. Es un elenco numeroso que usted podrá disfrutar hasta el 8 de diciembre. La creatividad de este grupo ha hecho la serie de televisión diseñada por Trey Parker y Matt Stone para Comedy Center y se ha hecho famoso por su particular forma de ver a la sociedad norteamericana: en la que suceden cosas surrealistas a los personajes, además de inesperadas. Se creía que no tendría posibilidades de generar suficiente interés para una segunda temporada, desde 1997 y sigue.

La trama es realmente novedosa, parodian un grupo mormón que organiza a jóvenes para llevar la palabra de Dios. Pero en esta tarea esta inmiscuído un joven hábil para decir mentiras, lo que ocasiona todo tipo de problemas. Hay números en los que intervienen muchos elementos y oh sorpresa todos me gustaron por su eficiencia, convicción de que están divirtiendo a la vez que (supongo) la pasan muy bien. Zhalt laike sity (se supone que dice mal: Salt Lake City) canta la chica ugandeña que le roba el corazón al gran mentiroso, que la pasa muy requetebien, hasta que es pescado en una falsedad. Norteamérica es la tierra prometida. Y Uganda es el lugar designado para que cumplan su primera misión.

Hay un momento que parece una pastorela, cuando el diablo y sus secuaces hacen un número muy divertido. Jesús recibe una serie de irreverencias que usted debe ver para reír a gusto las puntadas de los autores. Y Machín es uno de los posibles nombres que le llamarán la atención por el acierto al momento de traducir y adaptar. Magnífico el final donde descubren que ha hecho atrocidades conceptuales con su ¿religión? Y se salva de la manera más creativa, eso sí. Hay números musicales fuertes, con lo que le digo no va a entender nada de la trama, por eso no se lo debe imaginar: véalo en el Centro Teatral 1, de Puebla y Cuauhtémoc, en la Roma.

No amarás. En el centenario Coyoacán

Nos reciben varios niños que son carismáticos, después, Axel Arenas, Salvador Ibarra, Luis Alberto García, junto con el gran actor Patricio Castillo, nos hacen ver un drama que todos podemos imaginar sucede, pero tiene varias características diferentes a las otras variantes del amor entre seminaristas. La historia se cuenta de manera muy sencilla, en una excelente escenografía de Daniel Ramírez Cuevas, una escena infantil nos cuenta cómo eran dos amiguitos que como muchos se tratan y respetan.

Lo demás es el drama en sí, hay un secreto que el rector tendrá que conocer, comprender y decidir la forma de abordar. El tiempo en estas cosas es básico, se debe actuar con prontitud para evitar que algo no deseado suceda. Teatro Centenario Coyoacán, viernes a domingo.

Visitado 3 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...