MAESTRO DE LA IMPROVISACIÓN… EL LOCO VALDÉS

Por Julieta Orduña Guzmán

Foto: https://www.google.com/search?q=loco+valdes&tbm

Manuel Valdés Castillo, mejor conocido como El Loco Valdés (1931-2020), fue una de las figuras más reconocidas y se convirtió en un referente del popular mexicano. Partió hace algunos días dejando varias películas y programas de televisión, en los que lo podemos recordar. Sabemos que el teatro es efímero, pero habrá algunos espectadores que tuvieron la fortuna de verlo en escena, desde 1957 con Ring…ring llama el amor hasta el 2015 con Aeroplanos, al lado del maestro Ignacio López Tarso.    

Nació en Chihuahua, siendo uno de sus hermanos, el gran actor cómico Germán Valdez, Tin Tan. Valdés inició en cine junto con alguno de sus hermanos, y enseguida participó también en la televisión, de la cual tuvo grandes satisfacciones en series de comedia.

No se conoce mucho de su trayectoria en teatro, sin embargo, tuvo montajes memorables, de los cuales los críticos plasmaron sus opiniones. Hizo su debut en las tablas con un personaje episódico en Ring… ring llama el amor, de Comden y Green, en 1957, y el comentario de Rafael Solana fue el siguiente: “La ovación más sincera que escuchamos en la noche del estreno de Ring ring fue para el Loco Manuel Valdés, cuando apareció por primera vez en escena; eso quiere decir que ese artista ha conquistado simpatías, y popularidad, desde sus programas de televisión, y con sus cortas intervenciones en películas; para el teatro le falta voz, y sentirse más en su casa (como se siente en la televisión), pero sin duda se trata de un elemento muy valioso, dueño de una fuerte simpatía personal, y con ángel.” (¡Siempre! 1957)

Tuvo participación también en teatro infantil, como fue el caso de Peter Pan, en 1981, de la cual salió bien librado:”En cuanto a Manuel Valdés, en su doble papel del papá «Bueno» y del malo Capitán Garfio, el cabecilla de los piratas, trata de dominar su temperamento de “Loco” y a menudo lo logra”. (El Día, 1981)

Es importante comentar que varios de los críticos de teatro, no gustaban de las locuras de El Loco en escena, sin embargo, su talento los obligó a cambiar de opinión brindándole palmas en algunos montajes, como en El toque mágico: “No hay que olvidar a Manuel “Loco” Valdés, que para la mayoría del público ha sido la atracción máxima. Hasta yo, que no soporto las locuras del “Loco”, he de admitir que esta vez se mostró mucho más cuerdo que de costumbre, es decir más actor y menos habitualmente. Y no se puede negar que es un actor de talento. Sólo él y Leonorilda Ochoa demostraron poseer conocimientos histriónicos”. (El Día, 1975)

Locuras, talento, pero un maestro de la improvisación, así trabajaba en sus funciones de teatro, El Loco Valdés, un ejemplo de ello, Un soltero en suspenso: “Todos los actores, como Manuel Valdés a Leopoldo Ortín, pasando por Elena Contla, «morcillean» a su gusto, no sólo en el hablar, sino en el actuar, porque también hay «morcillas» en la actuación. Lo sorprendente es la capacidad de improvisación que poseen, y usan al correr la comedia”. (Novedades, 1965).

Manuel Valdés formó parte de los elencos de varias versiones de Don Juan Tenorio, uno de ellos, El tenorio cómico, obra con la que nos visitó en Aguascalientes en dos ocasiones 2001 y 2009. ¡Descanse en paz Don Manuel Valdés, el loco Valdés!

Teatrología

1957.  Ring… ring llama el amor, de Comden y Green

1959.  Sube y baja para dos, de Gibson

Un caballo blanco, de Murray y Boretz

Don Juan Tenorio, de Zorrilla

1960.  La pelirroja, de Fisher 

1961.  La tía de Carlos, de Abbott y Loesser

1964.  Mi sistema no falla, de Feydeau y Hennequin

1965.  Un soltero en suspenso, de Charol y Alfredo Varela

1966.  Silencio hospital, hombres trabajando, de Héctor Ortega

1967.  Qué hago con las tres, de Eleazar Canale

1975.  El toque mágico, de Bob Randall

1977.  Ensalada de locos, descuajaringue cómico, de Manuel Rodríguez Ajenjo

El Tenorio increíble, de Zorrilla

1981.  Peter Pan, de Robbins y Charlap

1989.  Cleopatra metió la patria, de Romeroll y Garza

Peter Pan, de Barrie

1994.  Anita la huerfanita, de Melhan

1995.  Caperucita roja y el lobo feroz, de Edgar Rico

1996.  El diablo anda suelto, de Alfredo Varela

1997.  Cuando el pepino falla, de Alfredo Varela

2001,2009.    El tenorio cómico

2015.  Aeroplanos, Carlos Gorostiza

Fuentes consultadas:

Diccionario mexicano de Teatro. Siglo XX. Escenología, 2013, p. 493.

http://criticateatral2021.org/html/index.html

También te podría gustar...