LOS DÍAS DE LA NIEVE

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

Uno de los dramaturgos más representativos de las nuevas generaciones es Alberto Conejero, quien nació en Jaén, España, en 1978. Obtuvo su licenciatura en Dirección de Escena y Dramaturgia en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid y su doctorado en la Universidad Complutense de Madrid. A lo largo de su trayectoria profesional se ha desempeñado como dramaturgo, poeta, docente y traductor. Su obra se ha presentado en escenarios de Madrid, Buenos Aires, Montevideo, Moscú y Atenas, así como en México, donde recientemente La piedra oscura cubrió varias temporadas, bajo la dirección de Sebastián Sánchez Amunátegui. 

Entre los numerosos galardones, reconocimientos y premios que ha recibido, se encuentran: Accésit Premio Nacional de Teatro Breve en 1999 por Fiebre; Premio Nacional de Teatro Universitario en 2000 por Húngaros, Ganador del IV Certamen LAM (Leopoldo Alas Mínguez) en 2010 con Cliff; Premio Ricardo López de Aranda en 2013 por Ushuala; Ganador en el III Certamen de Textos Teatrales de la AAT (Asociación de Autores de Teatro) en España, en 2015, con Todas las noches de un día; Premio Ceres al Mejor Autor 2015, Premio Max al Mejor Autor Teatral 2016 y nominación al Premio Valle-Inclán de El Cultural por La piedra oscura, Premio Nacional de Literatura Dramática otorgado por el Ministerio de Cultura y Deporte en 2019 por su obra La geometría del trigo.

Luego del éxito de la multipremiada La piedra oscura, ahora se realiza un nuevo montaje en nuestro país de otra obra de Alberto Conejero: Los días de la nieve, escrita en 2017, la cual, como varios otros textos del autor, está inspirada en hechos de la vida real. En esta ocasión, la protagonista es Josefina Manresa (1916-1987), quien fuera esposa del poeta Miguel Hernández (1910-1942). Se trata de un monólogo en el que Josefina hace un recuento de lo que ha vivido y comparte sus recuerdos con el público. Es probable que el título sea una metáfora utilizada por el autor para definir que su personaje se encuentra en el invierno de su vida, en contraposición de que a la juventud se le ubica en la primavera.

El texto de Alberto Conejero es brillante, en forma inmediata atrapa el interés del espectador hacia la amena conversación de Josefina, mujer sencilla, que entregó su corazón a Miguel y sin saber de poesía consideraba que cada poema era una carta en la que él expresaba el amor que sentía por ella. Ella se dedica a la costura y mientras habla con una clienta, vuelve a vivir todos aquellos momentos que dejaron huella en su alma. En el relato hay amor, ilusión, tragedias, arduo trabajo, tiempos precarios, penas y esperanzas.  

En la puesta en escena se representa el pequeño taller de costura de Josefina, donde ella ha pasado largas horas confeccionando prendas a pedido de sus clientes. En realidad, la existencia de Josefina se circunscribe al hogar y al trabajo. Sentada frente a su antigua máquina de coser está dando los últimos retoques a un elegante vestido para el cual utiliza una tela de un color tan especial que le cuesta trabajo determinar cuál es. Piensa: «este es el mejor vestido que he hecho en toda mi vida y ese color …«.  Debido a que «no es celeste, no es azul ni turquesa, ni verde«, decide definirlo como: «color de mar«, porque ciertamente le recuerda el mar. Mientras la clienta espera, le cuenta que «las horas, los meses y los años… todo eso es el tiempo» y se atreve a confesar: «desde niña así me habla el tiempo con la lengua de la aguja«. Ya con esta confianza, compartirá muchos pasajes de su vida, desde su niñez, cuando su padre era un guardia civil, de cuando ella entró a trabajar en una fábrica de seda, de cómo conoció a Miguel y se sintió muy atraída, pero su educación le ponía frenos «para mí darle un beso era perder un poco el honor«. También describirá las calles de Orihuela o de los otros poblados donde residió. Aun cuando sabe bien que «hay cosas que es mejor que se queden dentro del pecho«, conversará de todo y recorrerá su vida entera.

La labor de dirección por parte de Kerim Martínez es impecable, traslada a escena el conmovedor texto de Alberto Conejero, su trazo escénico es fluido, los desplazamientos de la actriz acordes a la edad del personaje, equilibra bien las pausas y los parlamentos, se apoya en el multimedia y la iluminación para los cambios de época o entorno e incluye elementos simbólicos apropiados. El ritmo es preciso.  

Además de la dirección, Alberro Conejero también se encarga de la iluminación y el espacio escénico con trabajos acertados en estos dos rubros. 

La experimentada actriz Carmen Vera ofrece un brillante desempeño histriónico, vocal y corporal al encarnar a Josefina Manresa, dotándola de una amplia gama de emociones, al mismo tiempo que da voz a otros personajes con los que Josefina compartió vivencias.

El vestido color de mar que ocupa un lugar tan importante dentro del relato es un diseño exclusivo de la prestigiada diseñadora mexicana Brisa Alonso quien, como es su costumbre, se luce entregando un vestido espectacular, una verdadera exquisitez, confeccionado con una fina tela de excelente caída, botonadura múltiple, escarolas y detalles bien cuidados que le dan toques de femineidad y elegancia. El vestido negro que utiliza la actriz para el trabajo cotidiano fue diseñado por Gerardo Jaimes.

Complementan el equipo creativo de Los días de la nieve: Roger Vargas en música original, la cual ejecuta en vivo, privilegiando el montaje y Gilda Villarreal en fotografía y cartel. Carmen Vera en producción general y K-OZ Producciones en co-producción.

Roberto Becerra y Sergio Becerra conforman la planta técnica, en tanto que Elvia Rentería es la encargada de cafetería.

Josefina Manresa está deseosa de conversar con alguien, así que anímate a visitarla.  Compartirá contigo todos sus secretos. Un relato que combina la memoria y el sentir. Una mujer que revive sus experiencias cual si hojeara las páginas del libro de su vida, al igual que da puntada tras puntada a sus creaciones. Después de todo, es digno de recordarse el entrañable amor que la unió a un poeta y dramaturgo que logró un relevante lugar en la literatura española del siglo XX. Te aseguro que te despejarás al adentrarte al universo de Josefina. ¡No te la pierdas!

Igual y hasta aprovechas para ir de compras al complejo que tiene en Polanco una de las tiendas más conocidas de México, ya que el Foro donde se presenta Los días de la nieve está por allí. Para mayor referencia, queda enfrente de una tienda de artículos de oficina.  

Los días de la nieve se presenta los lunes a las 20:00 horas en el Café K-OZ Foro Cultural ubicado en la calle Séneca, casi esquina con Homero, colonia Polanco, Ciudad de México. Duración aproximada: 70 minutos. El costo de la localidad es de $250.00 pesos e incluye un café o agua. Para personas con credencial vigente de maestros, estudiantes e INAPAM, el costo es de $200.00 pesos. La temporada concluye el lunes 13 de marzo de 2020.

Visitado 4 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...