SENSATEZ Y CAUTELA

SENSATEZ Y CAUTELA

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

A veces la mente nos hace jugadas. Cuando acaba de ocurrir un evento, nos es fácil describir cómo sucedió. Sin embargo, es natural que conforme pasa el tiempo, los recuerdos se vayan desvaneciendo. Así mismo, si alguien comete un ilícito, de algún modo manipula su mente para evadir el sentimiento de culpabilidad, entonces, altera lo que recuerda y consciente o inconscientemente lo va acomodando a su conveniencia. En este caso, el que miente es quien más cree en sus propias mentiras.

sensatez

El mundo sería distinto si todos actuáramos con Sensatez y cautela. Aconsejarlo es fácil, seguirlo, no tanto. Nos comportamos, según se nos van presentando las circunstancias y, en muchas ocasiones, dejamos de lado la Sensatez y cautela.

Escena doble es una compañía teatral fundada hace poco tiempo, cuyo objetivo principal es tener un lenguaje propio y contundente que permita el encuentro real con el espectador, a fin de propiciar el diálogo e intercambio de ideas. Su más reciente producción es Sensatez y cautela de la autoría de Ramiro Galeana Mellín, quien también es uno de sus fundadores. Denominan a Sensatez y cautela como una Per-versión escénica colectiva y es el capítulo II de la Comedia de enredos mentales.

El texto capta del interés del público desde el primer instante hasta el final. La trama versa sobre un crimen. Interpretados por dos actores, los personajes son cuatro, por un lado están él y Santiago y, por el otro, la Abuela y Evangelina. Ellos intentan justificar sus propios actos, están decididos a encontrar al verdadero culpable y comentan una serie de hipótesis al respecto.  Ellas son un par de ancianas que gustan de conversar, pero dejan translucir que están sumidas en la paranoia, en todo ven peligro -hasta en abrir la puerta-.

sensatez2

En realidad, se trata de una propuesta muy sugestiva. Si bien los personajes son cuatro, todos son uno y uno son todos. Ambas historias están interrelacionadas. No se ajusta a un relato convencional, va del presente al pasado sin orden cronológico. Poco a poco van apareciendo piezas y toca al público ir uniéndolas, cual si fuera un complejo rompecabezas. Es así como el espectador queda inmerso en un universo de metaficciones.

La labor de dirección, por parte de Ramiro Galeana Mellín, es formidable. Aprovecha a fondo el espacio; su trazo escénico es versátil, cuida la estética, mantiene un ritmo balanceado y sorprende al hacer que la sonoridad también sea ejecutada por los actores.

Tanto Rogelio Obregón como Ramiro Galeana Mellín ofrecen un gran trabajo histriónico y corporal. Se desdoblan en los cuatro personajes en forma convincente, apoyados por su actitud, expresión e inflexiones vocales. Resulta evidente que ambos están muy comprometidos con el proyecto.

El resto del equipo creativo está conformado por: Mahatma Ordaz e Isaac Barrios, en asesoría de espacio e iluminación; Virginia Molina en producción ejecutiva, y Edson López Ledesma.

Es loable que los jóvenes creadores teatrales busquen un lenguaje que los distinga para presentar el teatro que ellos visualizan. Más aún que propongan el diálogo directo con el público. Al final de la obra puedes dar tu opinión o preguntar lo que quieras.  Sensatez y cautela es una obra que profundiza en los recovecos de la mente del ser humano y que invita a la reflexión. Día con día en los noticieros escuchamos sobre crímenes, nos sentimos agobiados por la inseguridad, así que mejor vayamos al teatro a distraer nuestros pesares. A pesar de que se trata de un crimen, nos divertiremos.  Apresúrense, porque sólo quedan dos funciones.

sensatez3

La entrada es libre, pero se puede aportar un donativo voluntario. Es importante tomar en consideración que si el grupo teatral se está esforzando tanto por ofrecernos un excelente montaje, aportando sus capacidades y habilidades, e invirtiendo sus propios recursos, debemos compensarlos con lo más que podamos aportar.

Sensatez y cautela se presenta sábados y domingos a las 13:00 horas en la sala Julián Carrillo de Radio UNAM, ubicada en Adolfo Prieto número 133, colonia del Valle, cerca de la estación Amores del Metrobús, Ciudad de México. La temporada concluye el domingo 11 de diciembre de 2016.